Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jefe de ministros de Macri asegura que Argentina ya “pasó” lo “más difícil”

Mauricio Macri. Foto: EFE/Archivo

Buenos Aires (EFE).- El jefe de ministros del Gabinete de Mauricio Macri, Marcos Peña, aseguró en una entrevista publicada hoy que “cada día queda más claro” que Argentina no está “viviendo una crisis” sino “saliendo de ella”, y que ya pasó lo “más difícil” tras el cambio político que vivió el país tras las elecciones de 2015.

Publicidad

“Todavía estamos terminando un año recesivo, pero las señales son que las cosas van mejorando de a poco. Y sí; pasó lo más difícil, pero creo que aún falta mucho”, señaló Peña al diario La Gaceta de Tucumán.

“Hablamos de niveles de pobreza, de desigualdad y de falta de trabajo. Pero cada día es más claro que no estamos entrando en una crisis, sino que estamos saliendo de ella, mejorando la realidad económica y sentando las bases para crecer”, continuó.

El jefe de Gabinete destacó que, desde la asunción de Macri en diciembre pasado, mejoró el nivel de diálogo en la política argentina, así como con los sindicatos y los empresarios, y que el país vive en “un clima de paz”.

Además, se mostró optimista respecto al futuro del país y resaltó el “entusiasmo” y la “confianza” que despertaron en el escenario internacional las reformas políticas y económicas implementadas desde el final al kirchnerismo, como la resolución del conflicto judicial con fondos buitre por la deuda pública en mora.

“Creo que vamos a tener un buen escenario económico, pero además creo que también va a pesar los cambios políticos que hemos propuesto respecto de la Argentina del pasado. Somos optimistas de que las cosas marcharán bien”, opinó.

“La sociedad es la principal protagonista. Es la que decidió cambiar. La elección pasada fue un acto de confianza mutua. Nosotros confiamos en que los argentinos querían el cambio; los argentinos confiaron en nosotros como un Gobierno distinto. Creo que eso sigue en pie”, sostuvo.

“Estamos agradecidos con la sociedad por haber puesto el hombro en un año duro, comprendiendo de que las cosas se sinceraron frente a la realidad del país. No era un camino fácil, pero sí era el único camino que debíamos recorrer”, completó.

Por último, hizo hincapié en que el nuevo Gobierno recibió una “deuda social, en infraestructura y en materia institucional” que era “enorme”.

“Nosotros estamos trabajando para poder saldarla. Hay que alejarse de los fundamentalismos. Estamos tendiendo puentes entre la Argentina que recibimos y la que queremos construir entre todos. Y hay que ver que la posibilidad de endeudarnos está relacionada con hacer un plan económico más gradual”, afirmó, frente a las críticas al Gobierno por elevar los niveles de endeudamiento del Estado.

“Es una oportunidad que da tiempo para ir haciendo los deberes y tener una situación de superávit para que el futuro endeudamiento sea un 100% para infraestructura”, concluyó. EFE (I)

ngp/dsz

Publicidad