Ecuador. Miércoles 29 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La derecha gana en Holanda al populismo pro-Trump

El primer ministro Mark Rutte del Partido VVD, partidario del libre comercio, festeja luego de que se anunciaron los resultados a boca de urna de las elecciones parlamentarias en La Haya, Holanda, el miércoles 15 de marzo de 2017. (AP Foto/Patrick Post)

LA HAYA, Holanda (AP) — El primer ministro holandés Mark Rutte se apuntó una dominante victoria electoral parlamentaria sobre el legislador opuesto al islam Geert Wilders, quien fracasó en la primera prueba de fuego del año para el populismo en Europa.

Publicidad

Los resultados provisionales tras el conteo de más de la mitad de los votos dejaban entrever que el partido VVD de Rutte ganó 32 escaños en la legislatura de 150 integrantes, 13 más que el partido de Wilders, que quedó en tercer sitio con 19 asientos. La ascendente Llamada Demócrata Cristiana (CDA, por sus siglas en neerlandés) se llevó 20.

Tras la votación en Gran Bretaña para salirse de la Unión Europea y la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, “Holanda le dijo ‘¡Basta!’ al tipo equivocado de populismo”, dijo Rutte, que ahora se encamina a un tercer período como primer ministro.

“Queremos apegarnos a la ruta que llevamos: segura y estable y próspera”, agregó.

Wilders, que hizo campaña bajo promesas radicales de cerrar las fronteras a los inmigrantes de naciones musulmanas, clausurar mezquitas, prohibir el Corán y sacar a Holanda de la UE, había insistido en que, sea cual fuese el resultado de los comicios, el tipo de política populista que él y otros políticos en Europa representan no va a desaparecer.

“Rutte no se ha desembarazado de mí”, afirmó Wilders después de que los resultados fueron evidentes.

Su Partido por la Libertad aseguró 24 escaños en 2010 antes de caer a 15 en 2012, y el total del miércoles le dejó aproximadamente el 12% del electorado, mucho menos de lo que han logrado los populistas en Gran Bretaña y Estados Unidos.

“Esos no son los 30 escaños que esperábamos”, dijo Wilders a los reporteros horas antes, y agregó que él “preferiría haber sido el partido mejor posicionado”.

Tanto Francia como Alemania efectuarán elecciones este año en las que los candidatos y partidos de la extrema derecha esperan lograr buenos resultados.

El presidente francés Francois Hollande felicitó a Rutte por su éxito electoral y su “victoria evidente contra el extremismo”.

En Alemania, el líder socialista Martin Schulz tuiteó: “Me siento aliviado, pero necesitamos seguir luchando por una Europa abierta y libre”.

Rutte, que durante gran parte de la campaña pareció estar apresurándose para seguirle el paso a Wilders, podría haberse beneficiado de la línea firme que adoptó en el choque diplomático con Turquía el fin de semana. El pleito se produjo tras la negativa de Holanda de permitir que dos ministros del gobierno turco se dirigieran a mítines en Rotterdam con el fin de recabar votos para un referendo que podría darle más poder al presidente Recep Tayyip Erdogan.

Por otro lado, el Partido Izquierda Verde pasó de cuatro escaños a 14 en el Parlamento, mientras que el Partido del Trabajo se desplomó de 38 asientos a sólo nueve, según la encuesta Ipsos a boca de urna.