Ecuador. Lunes 26 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Temer se cree víctima de una “conspiración”

Foto: entierro juez Zavascki jornada.unam.mx

El presidente de Brasil, Michel Temer, sospecha que el grave escándalo que lo ha puesto contra las cuerdas pudiera formar parte de una “conspiración”, según el senador Sergio Petecao, aliado político del mandatario y uno de los pocos que se ha reunido con él en las últimas horas.


Publicidad

Tras reunirse con el presidente, Petecao dijo a Radio Senado que Temer estaba “tranquilo” y que le garantizó que “no va a caer” por la aguda crisis desatada por unos supuestos audios en los que se le escucharía avalando un presunto soborno a un exdiputado condenado por corrupción.

“Dijo que está firme y con la conciencia tranquila”, indicó el senador, miembro del Partido Social Democrático (PSD), que integra la coalición de Gobierno, en la que algunos sectores se han sumado a la oposición para exigir la “inmediata” renuncia de Temer.

Según Petecao, Temer dijo que “cree en una posible conspiración, pero no aclaró de dónde podría venir”.

La audiencia con Petecao fue la única actividad prevista en la agenda de Temer que se cumplió, pues el mandatario decidió cancelar una veintena de reuniones con parlamentarios previstas para hoy y reunirse con sus ministros más próximos.

Entre ellos, los titulares de la Presidencia, Eliseu Padilha, y de la Secretaría de Gobierno, Wellington Moreira Franco, quienes en sendos mensajes difundidos por redes sociales defendieron a Temer y afirmaron que “Brasil no puede parar” por “unas meras denuncias”.

En sendos mensajes, Padilha y Moreira Franco, ambos investigados por su presunta participación en la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras, pidieron “serenidad” y coincidieron en que los hechos “deben ser esclarecidos”, pero que “nadie puede ser condenado anticipadamente”.

La crisis estalló este jueves, con la información de que Temer habría sido grabado por un empresario que colabora con la justicia en investigaciones sobre corrupción, en momentos en que avalaba un supuesto soborno a un exdiputado preso a cambio de su silencio.

El objeto de la presunta coima sería Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara baja, antiguo aliado del gobernante y promotor del juicio político que condujo el año pasado a la destitución de Dilma Rousseff y, por consecuencia, llevó a Temer al poder.

Algunos de los partidos oficialistas se pronunciaron hoy en favor de una renuncia “inmediata” de Temer, ya pedida la noche de este miércoles por la minoritaria oposición.

“Frente a la gravedad del escenario y con la responsabilidad de no dejar que Brasil se sumerja en lo imponderable, sólo nos resta la renuncia del presidente Temer, dijo el senador Ronaldo Caiado, del partido Demócratas (DEM), que integra la coalición de Gobierno.

Esa posición fue respaldada por el jefe del grupo del también oficialista Partido Popular Socialista (PPS) en la Cámara Baja, Arnaldo Jordy, quien afirmó que el Gobierno de Temer “acabó”.

Según Jordy, Temer “debe pactar una salida institucional”, la cual incluya “anticipar el proceso electoral” previsto para octubre del año próximo, a fin de “devolver a las urnas la decisión” sobre el futuro del país. EFE