Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump destituye a su Jefe de Gabinete y nombra al General Kelly en su lugar

John Kelly, jefe del Comando Sur de Estados Unidos. Foto: Archivo

El presidente estadounidense, Donald Trump, nombró hoy por sorpresa como su nuevo jefe de gabinete al general John Kelly en sustitución de Reince Priebus, quien había sido objeto de duras críticas, e insultos, por parte del recién designado director de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci.


Publicidad

“Me satisface informar de que acabo de nombrar al general/secretario de Seguridad Nacional como nuevo jefe de gabinete”, indicó Trump en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter.

En otro mensaje, el mandatario “agradeció su servicio y dedicación al país” a Priebus.

“¡Juntos logramos muchas cosas y estoy orgulloso él!”, subrayó el gobernante.

Según los medios, el ya exjefe de gabinete de la Casa Blanca habría presentado su dimisión este jueves, algo que Trump no precisó en sus mensajes.

A continuación, Trump calificó al sustituto de Priebus, John Kelly, como “un gran líder y un gran estadounidense” y “una verdadera estrella de mi Gobierno”, al tiempo que destacó su “trabajo espectacular” al frente del Departamento de Seguridad Nacional .

La salida de Priebus se produce una semana después de la renuncia de Sean Spicer como portavoz presidencial y la designación de Anthony Scaramucci, con lo que se cierra una renovación importante en el seno de la Casa Blanca tras los primeros seis meses de Trump como presidente.

Tanto Priebus como Spicer forman parte del aparato del Partido Republicano, mientras que el nuevo director de comunicaciones no cuenta con experiencia en el ámbito político, algo que es considerado una ventaja por el mandatario estadounidense.

Pese al enorme poder que acumulaba, Priebus, de 44 años, no había cuajado en el vertiginoso equipo de Trump y llevaba tiempo en la cuerda floja. Se había enfrentado al yerno del presidente, Jared Kushner, y sobre todo no había conseguido los apoyos republicanos que se esperaban de él. Los continuos fracasos en la tramitación de la reforma sanitaria, que culminaron la madrugada del viernes con un sonoro descalabro, habían debilitado enormemente su posición.

A todo ello se añadía la sospecha, nunca demostrada, de que Priebus, que como antiguo presidente del Comité Nacional Republicano mantenía fluidas relaciones en los medios, era uno de los filtradores de secretos de la Casa Blanca. Fue Anthony Scaramucci quien aireó públicamente esta semana las acusaciones, al tiempo que le consideraba un cadáver político y le insultaba en una conversación con un periodista. “Jodido paranoico esquizofrénico”, le llamó ante el reportero de The New Yorker.