Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU no dejará a Afganistán frente a enemigo “despiadado”

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, afirmó hoy que su país no abandonará a Afganistán frente a un enemigo “despiadado” y aseguró que la “incertidumbre” sobre el futuro de la presencia militar de su país ha sido sustituida por “certidumbre”.


Publicidad

“No vamos a abandonar Afganistán (frente) a un enemigo despiadado”, dijo Mattis en una rueda de prensa en Kabul junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente afgano, Ashraf Gani.

“Más tropas estadounidenses junto a contribuciones adicionales de los aliados dejan claro que no vamos a dejar esta pelea”, dijo Mattis, al subrayar que “la incertidumbre ha sido sustituida por certidumbre” en cuanto se refiere a la presencia de las tropas estadounidenses en el país.

Agregó que a través de esta colaboración de EEUU con Afganistán se “ahogará cualquier esperanza que Al Qaeda, el Estado Islámico, Haqqani y los talibanes tengan de ganar matando”.

“El único camino y legitimación política para ellos (los talibanes) es a través del acuerdo negociado, damos la bienvenida a quienes se comprometan con un futuro pacífico en Afganistán”, afirmó.

“Apoyamos la solución de la reconciliación” del Gobierno afgano, dijo.

En su primera visita a Kabul desde que en agosto el presidente Donald Trump anunciara una nueva estrategia para las tropas en Afganistán, Mattis dijo a Gani que con el nuevo plan EEUU estará en mejores condiciones de apoyar al Gobierno afgano en su lucha contra “los terroristas”.

Además, reiteró el compromiso de EEEUU con la capacitación de las tropas afganas para conseguir el fin de la guerra.

Por su parte, Stoltenberg manifestó su apoyo a la continuidad de la misión de la Alianza pese al coste humano y financiero que implica quedarse.

En ese sentido, dijo que si las tropas internacionales abandonaran el país, Afganistán podría convertirse en un “refugio seguro” para los terroristas y recordó que la OTAN está comprometida con la financiación de las fuerzas de seguridad afganas “hasta al menos 2020”.

“Continuaremos trabajando con ellos (las tropas afganas) en muchos áreas, incluyendo el apoyo a las Fuerzas Especiales Afganas y la construcción de la Fuerza Aérea afgana”, dijo.

Aseguró que se ha avanzado mucho pero aún hay demasiada violencia, inestabilidad y corrupción en Afganistán.

“Los talibanes tienen que entender que no pueden ganar en el campo de batalla. Hay mucho que ganar en la mesa de negociación”, afirmó.

“Animo al Gobierno afgano a que prepare el terreno para la paz y la reconciliación”, añadió.

Subrayó que la OTAN continuará apoyando un proceso de paz y reconciliación que sea “liderado y de los afganos” y llamó a los países de la región a jugar un “papel constructivo” para ayudar a estabilizar Afganistán y acabar con los santuarios de los grupos extremistas.

Afganistán acusa a Pakistán de permitir la presencia en su territorio de los talibanes y de estar detrás de este grupo insurgente a través de la red Haqqani, algo que Islamabad niega.

Washington ha endurecido su discurso hacia Pakistán y le ha exigido compromiso en la lucha contra los talibanes.

Trump advirtió hace un mes a Pakistán de que tiene “mucho que perder” si sigue “albergando” a “organizaciones terroristas” y a los talibanes dentro de sus fronteras.

Estados Unidos tiene a alrededor de 11.000 soldados en Afganistán, la mayor parte de ellos integrados dentro del operativo de la OTAN y tiene previsto enviar a otros 3.000 militares para reforzar ese contingente.EFE