Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tillerson hace llamado a la calma por situación con Norcorea 

En esta imagen con fecha del 3 de septiembre de 2017 y distribuida al día siguiente por el gobierno de Corea del Norte, el gobernante de este país, Kim Jong Un, encabeza una reunión del presídium del partido gobernante. De acuerdo con un despacho difundido el viernes 22 de septiembre de 2017 por la agencia noticiosa estatal, Kim llamó “trastornado” al mandatario estadounidense Donald Trump y señaló que “pagará caro” sus amenazas. Kim respondió de esta manera al enérgico discurso que Trump pronunció del martes 19 de septiembre sobre Corea del Norte en la Asamblea General de la ONU. (Agencia Noticiosa Central Coreana/ Korean Central News Agency/Korea News Service vía AP, Archivo)

BEIJING (AP) — El secretario de Estado Rex Tillerson hizo el sábado un llamado a la calma sobre la situación en la península coreana, pero dijo que era imperativo que Corea del Norte dejara de lanzar misiles.


Publicidad

Tras reunirse con el presidente chino Xi Jinping y otros funcionarios en Beijing, Tillerson opinó que China ahora está profundamente preocupado sobre los programas nucleares y de misiles norcoreanos y está trabajando fuertemente para convencer a Pyongyang de que vuelva a la mesa de negociaciones, pero no dijo específicamente que cómo serían esas negociaciones.

“Creo que la acción más inmediata que necesitamos es calmar las cosas”, dijo Tillerson a reporteros. “Están un poco sobrecalentadas ahora. Y creo que primero necesitamos serenarlas”.

Cuando se le preguntó si eso debería aplicarse a las declaraciones recientes del presidente Donald Trump, Tillerson respondió: “Creo que toda la situación está un poco sobrecalentada ahora. Creo que a todos les gustaría que se calmaran”.

Luego agregó: “Obviamente, ayudaría si Corea del Norte dejara de disparar misiles. Eso calmaría la situación bastante”.

Los lazos entre Beijing y Washington son considerados más cruciales que nunca, ahora que la disputa por los misiles balísticos y armas nucleares de Pyongyang entran en una fase nueva, más peligrosa, después de que el líder norcoreano Kim Jong Un y Trump intercambiaran insultos personales y amenazas de guerra sin señales de solución diplomática.

Trump ha presionado a China para que tome medidas más enérgicas contra Pyongyang. China es el socio comercial más importante de Corea del Norte, así como su fuente de ayuda financiera y apoyo diplomático. Aunque firmemente opuesto a medidas que podrían poner fin al régimen de Kim, Beijing parece cada vez más dispuesto a apretar los tornillos a Pyongyang, y aceptó las nuevas duras sanciones de la ONU que recortarían substancialmente los ingresos extranjeros a la aislada Norcorea.

Tillerson reiteró el sábado que Estados Unidos no reconocería Corea del Norte como una potencia nuclear, pero dijo que tampoco tenía intenciones de derrocar el régimen de Kim.

___

Contribuyeron a este despacho los reporteros de The Associated Press Joe McDonald, desde Beijing; y Mathew Pennington, desde Washington.