Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Y sin embargo, llegaron

Por Xavier Vizcaíno
Quito, Ecuador

El Régimen APecista no está contento con la idea de que La Marcha por el Agua y por la Vida llegue a las puertas de la ciudad capital – SU ciudad capital. Aún no conocemos el contrato entre el Estado ecuatoriano y la empresa china que se encargará de hacer volar en pedazos una insignificante esquinita del Planeta para poder sacar lo que está debajo; aún así, algo me dice que el Gobierno se habrá comprometido a garantizar algún nivel de tranquilidad para los bulldozer, las palas mecánicas y megachancadoras que operarán en el futuro exparaíso.

Por Xavier Vizcaíno
Quito, Ecuador


Publicidad

El Régimen APecista no está contento con la idea de que La Marcha por el Agua y por la Vida llegue a las puertas de la ciudad capital – SU ciudad capital. Aún no conocemos el contrato entre el Estado ecuatoriano y la empresa china que se encargará de hacer volar en pedazos una insignificante esquinita del Planeta para poder sacar lo que está debajo; aún así, algo me dice que el Gobierno se habrá comprometido a garantizar algún nivel de tranquilidad para los bulldozer, las palas mecánicas y megachancadoras que operarán en el futuro exparaíso.

El hoyito que planean hacer está en plena selva y parece que ahí vive gente, animales y plantas. ¿No será que esa gente quiere ejercer su derecho a la resistencia? ¿Y los derechos de la naturaleza que aterrizaron en la Constitución del 2008?, habrá preguntado algún desubicado durante la redacción del contrato. Luego de que los negociadores lograran controlar el ataque de risa, habrán pasado directamente a discutir el reparto de los beneficios y compromisos de las partes.

Supongo (sí, me baso en supuestos ¿y?) que uno de los acuerdos será que el poeta de la escopeta se abstendrá de ordenar un #ponledinamita a las maquinarias chinas que, en forma solidaria y desinteresada, hurgarán quirúrgicamente en las menudencias de la Pacha Mama para sacarle los cálculos minerales que tanto estorban la digestión de la venerable vieja. Mantener a raya al Ponce ya habrá sido celebrado con un gesto de alivio.

Supongo también que los operadores de la megamina habrán pedido alguna garantía de ‘gobernabilidad’, cómo se ha dado en llamar la habilidad de los políticos para contener a los ciudadanos. “No se preocupe, míster. El Gobierno es muy popular, por las buenas o por las malas”. A los contratistas les habrá preocupado el requisito aquel de la consulta previa. Eso se solucionó fácilmente, pues el quid del asunto está en cómo interpretar la palabra ‘consulta’. Bastará con presentarse en la locación y entregar unos folletos en papel couché de 90 gramos, impresos en offset, cuatricromía y barniz UV, con fotos de consultorios médicos, carreteras y niños felices en las nuevas escuelas. Listo.

Por eso no debe causar ninguna gracia al régimen que La Marcha llegue a Quito. Su arribo representa una severa derrota de las líneas estratégicas del gobierno: Contener la marcha en el camino, minar sicológicamente a los marchantes y denostar en forma pública a sus cabezas visibles. Se utilizaron los medios usuales: Insultos y descalificaciones, acusaciones abiertas y solapadas, uso intensivo de la propaganda, publicidad radial, televisiva, cadenas de radio y televisión, vallas que se iban colocando en el camino de La Marcha a medida que ésta avanzaba: “La desestabilización es arma de los cobardes” decía una valla-súplica instalada en la Panamericana. “520 años después el alcohol sigue siendo usado como motor para los indígenas que se dicen de oposición”, decía un tristísimo artículo en el periódico oficial del Gobierno.

Fracasó el refrito gutierrezco “No pasarán” redivivo en las redes sociales; se malogró el burlón “no les cree nadie” de los spots radiales. Han apostado grupos de apoyo al régimen dentro de la ciudad de Quito, para que hagan otra marcha, para que hagan mucho ruido, suficiente ruido para que las partes del contrato megaminero no corran el riesgo de escuchar algo diferente a la verdad única que, según su parecer, es la fuente misma de la democracia.

10 Comentarios el Y sin embargo, llegaron

  1. EXCELENTE ARTÍCULO !!

  2. Myriane Elena Neagari // jueves 22 de marzo de 2012 en 17:45 //

    Xavier…

    Muy buen análisis… Efectivamente llegaron los hermanos ecuatorianos, venciendo amenazas, calumnias, dificultades, cansancio y obstáculos. Decía en otro link que la majestad que tanto se reclama se la debe ganar dando ejemplo de respeto, de concertación  y demostrando cordura…

    Incluyo otra vez información de análisis psicológico que todos pueden encontrar en la red.

    TRASTORNO DE PERSONALIDAD NARCISISTA
    Las personas de personalidad narcisista tienen un sentido de superioridad y una creencia exagerada en su propia importancia. La persona con este tipo de trastorno de personalidad puede ser exageradamente sensible a los fracasos, a la derrota o a la crítica y, cuando se la enfrenta a un fracaso para comprobar la alta opinión de sí mismos, se ponen fácilmente rabiosos o deprimidos. Como creen que son superiores a los demás, esperan ser admirados y, con frecuencia, sospechan que los envidian. Sienten que merecen que sus necesidades sean satisfechas sin demora y por eso explotan a otros, cuyas necesidades son consideradas menos importantes. Su comportamiento es a menudo ofensivo para otros, que les encuentran arrogantes o mezquinos.
    Al buen entendedor… pocas palabras. 

  3. Myriane Elena Neagari // jueves 22 de marzo de 2012 en 17:45 //

    Xavier…

    Muy buen análisis… Efectivamente llegaron los hermanos ecuatorianos, venciendo amenazas, calumnias, dificultades, cansancio y obstáculos. Decía en otro link que la majestad que tanto se reclama se la debe ganar dando ejemplo de respeto, de concertación  y demostrando cordura…

    Incluyo otra vez información de análisis psicológico que todos pueden encontrar en la red.

    TRASTORNO DE PERSONALIDAD NARCISISTA
    Las personas de personalidad narcisista tienen un sentido de superioridad y una creencia exagerada en su propia importancia. La persona con este tipo de trastorno de personalidad puede ser exageradamente sensible a los fracasos, a la derrota o a la crítica y, cuando se la enfrenta a un fracaso para comprobar la alta opinión de sí mismos, se ponen fácilmente rabiosos o deprimidos. Como creen que son superiores a los demás, esperan ser admirados y, con frecuencia, sospechan que los envidian. Sienten que merecen que sus necesidades sean satisfechas sin demora y por eso explotan a otros, cuyas necesidades son consideradas menos importantes. Su comportamiento es a menudo ofensivo para otros, que les encuentran arrogantes o mezquinos.
    Al buen entendedor… pocas palabras. 

  4. Myriane Elena Neagari // jueves 22 de marzo de 2012 en 17:45 //

    Xavier…

    Muy buen análisis… Efectivamente llegaron los hermanos ecuatorianos, venciendo amenazas, calumnias, dificultades, cansancio y obstáculos. Decía en otro link que la majestad que tanto se reclama se la debe ganar dando ejemplo de respeto, de concertación  y demostrando cordura…

    Incluyo otra vez información de análisis psicológico que todos pueden encontrar en la red.

    TRASTORNO DE PERSONALIDAD NARCISISTA
    Las personas de personalidad narcisista tienen un sentido de superioridad y una creencia exagerada en su propia importancia. La persona con este tipo de trastorno de personalidad puede ser exageradamente sensible a los fracasos, a la derrota o a la crítica y, cuando se la enfrenta a un fracaso para comprobar la alta opinión de sí mismos, se ponen fácilmente rabiosos o deprimidos. Como creen que son superiores a los demás, esperan ser admirados y, con frecuencia, sospechan que los envidian. Sienten que merecen que sus necesidades sean satisfechas sin demora y por eso explotan a otros, cuyas necesidades son consideradas menos importantes. Su comportamiento es a menudo ofensivo para otros, que les encuentran arrogantes o mezquinos.
    Al buen entendedor… pocas palabras. 

  5. Para ser un artículo basado en supuestos, el sr. Xavier tiene muy buena imaginación.

    La realidad es que: 1) Si llegaron, 2) No ha existido impedimento para que lleguen, 3)  Hasta el momento todo marcha con calma, lo cual es bueno para la democracia, 4 Siguen marchando sin inconvenientes.

    Lo que me preocupa según lo que escuché en Ecuavisa Internacional es que en el arbolito estará concentrada el grupo de apoyo al gobierno y por tal motivo la Alcaldía de Quito le ha asignado otro lugar de concentración a la marcha de la oposición, sin embargo, esta última ha indicado que irá al Arbolito. Espero no se genere un conflicto por esta decisión de los líderes de la marcha de la oposición.

  6. Hasta el momento no logro entender el miedo del Sr. Correa por la marcha de hoy, si tiene tanto apoyo como dice. El gobierno y los que lo apoyan deberian ya saber que la DEMOCRACIA es de todos y que si parte del ECUADOR desea manifestar su inconformidad tenemos todo el derecho de hacerlo. Es inaudito ver como hoy se impide a parte de lo ecuatorianos a ingresar a la capital a manifestar su opinion y lo que es mas reprochable que se organicen contramarchas con el dinero de los ecuatorianos. Es vergonzosa la actuacion del gobierno. Exigimos parar los insultos sabatinos y diarios, exigimos libertad de expresion, exigimos educacion, exigimos trabajo y no un bono. Son muchas las razones por las que se marcha y debemos no solamente ser escuchados sino VER los cambios que estamos pidiendo. Los  asambleistas se olvidaron que fueron elegidos por los ECUATORIANOS  y no por el Sr. Correa. Como dice Ruben  Blades en su cancion: PROHIBIDO OLVIDAR……   

Los comentarios están cerrados.