Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Escuela de las Américas

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador

Terminada la II Guerra Mundial, el mundo se dividió en dos bloques, el uno liderado por los Estados Unidos y sus aliados de Occidente, bajo la organización de la OTAN y el otro liderado por la Unión Soviética y sus aliados del Este, bajo la organización del Pacto de Varsovia.

Alberto Molina

Por Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

Terminada la II Guerra Mundial, el mundo se dividió en dos bloques, el uno liderado por los Estados Unidos y sus aliados de Occidente, bajo la organización de la OTAN y el otro liderado por la Unión Soviética y sus aliados del Este, bajo la organización del Pacto de Varsovia.

En 1946, los EE.UU. crea la Escuela del Caribe del Ejército de los Estados Unidos; según sus mentores, su misión era el de “fomentar o servir como instrumento para preparar a las naciones latinoamericanas a cooperar con los EE.UU. y mantener así un equilibrio político contrarrestando la influencia creciente de organizaciones políticas de ideología marxista o movimientos de corte izquierdista”. Todo ello en un nuevo marco internacional de la Guerra Fría entre potencias aliadas y la Unión Soviética.

En 1963, la escuela se reorganizó bajo el nombre oficial United States Army School of the Americas (USARSA), o más conocida como Escuela de las Américas y funcionó en Fork Gulick, en la Zona del Canal de Panamá. En 1984 abandonó definitivamente la Zona del Canal, bajo los términos del Tratado del Canal de Panamá y se reorganizó en Fort Benning en Georgia (EE.UU.). En 2001 adopta el nombre actual de Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad.

Desde su creación esta escuela, financiada por los EE.UU. ha entrenado a más de 60 mil militares de casi todos los países de América Latina; de sus egresados, como todos los institutos, civiles y militares, ha habido de todo: brillantes, mediocres; militares que han abusado de su poder y también de aquellos comprometidos con la suerte de sus pueblos.

El presidente Correa, fiel a su vocación antinorteamericana, ha declarado: “Por escrito estoy ordenando que ni un solo soldado más de la patria vaya a esa escuela de triste recordación” y el canciller Patiño ha señalado que “Ecuador dejará de enviar a militares a la antigua Escuela de las Américas, una institución estadounidense donde se han entrenado soldados latinoamericanos acusados de violaciones de los derechos humanos”.

Con seguridad los militares, al menos los de los países miembros de esa extraña y perturbadora organización llamada Alba, estarán obligados a recibir “entrenamiento” en la Escuela Militar de Defensa y Seguridad que está funcionando en Bolivia desde el 31 de mayo de 2011, y que se ha dicho que se regirá por una doctrina antiimperialista y socialista y que constituirá una nueva identidad regional; no hace falta mayor análisis para saber que la formación de los militares que asistan a los cursos en esa escuela tenga un sesgo ideológico de extrema izquierda y que será altamente politizado; ahí estarán para impartir su doctrina antiimperialista, instructores cubanos, venezolanos, nicaragüenses, iraníes, chinos, rusos y ahora, incluso bielorrusos.

¡Abajo el imperialismo!

* Alberto Molina Flores es coronel, en retiro, de las Fuerzas Armadas del Ecuador.

4 Comentarios el Escuela de las Américas

  1. Estos cerdos antiimperialistas y pensar que uno de ellos se pavoneaba en Washington DC, mostrando su mansedumbre y aprovechaba para estudiar ingles en el instituto LADO; para entonces era una delicada paloma pero hoy es un recalcitrante enemigo de los Estados Unidos sin embargo ufanandose de su cargo se pasea en las calles de Nueva York aduciendo que concurre a la ONU o en Washingtopn argumentando que asiste a la OEA. Asi es la triste realidad de estos izquierdistas de corazon pero derechistas de bolsillo que llenan sus poltronas de los “verdes billusos” sin embargo predican su odiosidad a los paises que han contribuiido para nuestro desarrollo y al que acuden llorosos para que nos renueven las preferencias del APTDEA

  2. Es prudente decir que ninguno de los dos extremos es bueno. Tampoco lo es la visión norteamericana de “salvadora” del mundo, de “líder” del mundo, imponiendo su ideología ultraconsevadora y sus intereses económicos y geopolíticos bajo la bandera de la “libertad”, cuando ha sometido a la guerra y al hambre a decenas de naciones por mantener su hegemonía. Tampoco.

    • Totalmente de acuerdo.

      Por eso mismo rechazamos la creacion de la “otra “escuela de lass Americas, JUSTAMENTE POR QUE SE IRAN AL OTRO EXTREMO !!!

  3. Escuela de las Américas…
    El detener la profesionalización de un
    militar no es más que seguir cumpliendo con el “plan internacional de la
    izquierda” cuya finalidad es desaparecer las FFAA latinoamericanas y
    transformarlas en entes armados instruidos para proteger a dictadores y
    tiranos que gustan del poder autoritario… Correa aplica paso a paso
    este plan macabro en conjunto con civiles y militares
    que son cómplices de la ambición del ciudadano-presidente que en su
    desvarío concibió un Ecuador de “obedientes y mudos” que por dinero
    están dispuestos a cumplir y hacer cumplir sus apetencias…

    Yo
    soy un graduado de la Escuela de las Américas y lo que aprendí fue
    justamente lo que Correa teme… Los pueblos soberanos “Nunca” deben
    permitirse tener TIRANOS y FASCISTAS como líderes puesto que estos se
    transforman en caporales y mayordomos con látigo en mano…

Los comentarios están cerrados.