Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pura coincidencia

Alberto Molina
Quito, Ecuador

En relación al incremento de hasta el 30% por “compensaciones anuales” -con retroactivo desde enero- para los miembros de las Fuerzas Armadas, el presidente (e) Lenín Moreno, manifestó: “(el aumento de compensaciones a Fuerzas Armadas) es coincidencia (con elecciones) así habrán otras coincidencias a propósito de varias obras que vamos a inaugurar”. Me da la impresión que esas coincidencias se dan como en Venezuela; igual, antes de las elecciones Chávez ordenó un aumento de 50% del salario de los militares -con retroactivo- , dispuso que no se les cobre la cuota inicial en la compra de viviendas y vehículos, además, que los préstamos sean  con una tasa preferencial del 4.6%.

Alberto Molina

Alberto Molina
Quito, Ecuador


Publicidad

En relación al incremento de hasta el 30% por “compensaciones anuales” -con retroactivo desde enero- para los miembros de las Fuerzas Armadas, el presidente (e) Lenín Moreno, manifestó: “(el aumento de compensaciones a Fuerzas Armadas) es coincidencia (con elecciones) así habrán otras coincidencias a propósito de varias obras que vamos a inaugurar”. Me da la impresión que esas coincidencias se dan como en Venezuela; igual, antes de las elecciones Chávez ordenó un aumento de 50% del salario de los militares -con retroactivo- , dispuso que no se les cobre la cuota inicial en la compra de viviendas y vehículos, además, que los préstamos sean  con una tasa preferencial del 4.6%.

Las reacciones sobre el aumento no se dejaron esperar. Se dijo: “Todos los venezolanos necesitan más ingresos, los militares también. No dudamos que lo necesitan y lo merecen” y a reglón seguido manifestaron: “Al hacer el aumento de este modo, el gobierno busca abrir y ahondar -en su beneficio político- una brecha entre militares y civiles que no le conviene a la sociedad venezolana…”. (Todo parecido es pura coincidencia).

El sino de Fuerzas Armadas en los tiempos de la llamada revolución ciudadana, es que los Ministros de Defensa sean poetas; ahora tenemos a la autora de “La Loba Triste” que en días anteriores sobre el aumento de las compensaciones a los militares dijo, que la disposición entró en vigencia por la “voluntad del presidente Rafael Correa”, ¿Acaso el cumplimiento de la ley, en este caso de homologación salarial, depende de la voluntad o generosidad del mandatario de turno? Además, la ministra señaló: “Esto lo hacemos porque las FF.AA. son actores absolutamente fundamentales e imprescindibles para la construcción de la patria nueva…”. ¿De qué patria nueva nos habla? ¿Acaso hay una de la Revolución Ciudadana del Socialismo del Siglo XXI?

Vale la pena recordar que dentro del Foro de Sao Paulo (FSP) se ha dicho: Las Fuerzas Armadas latinoamericanas -tal como están concebidas en la actualidad- deben ser destruidas o transformadas en milicias populares para que sirvan de brazo armado de la revolución con el único objetivo de garantizar la permanencia en el poder de los gobiernos totalitarios de izquierda.

* Alberto Molina Flores es coronel, en retiro, de las Fuerzas Armadas del Ecuador.