Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estados Unidos, en la mira

Nicholas Gachet
Quito, Ecuador

Dediquémosle un poco de tiempo a revisar la situación de los Estados Unidos (EEUU).

Nicholas Gachet
Quito, Ecuador


Publicidad

Dediquémosle un poco de tiempo a revisar la situación de los Estados Unidos (EEUU).

Desde el 2010, el Presidente de los EEUU, Barack Obama, ha luchado (literalmente) por un proyecto de salud, conocido en ese país como el “ObamaCare”. La finalidad de este es otorgar servicios y beneficios de un seguro de salud a las personas más pobres de los EEUU. Al parecer un motivo noble guía los pasos del Presidente Obama.

El problema: la pugna de poderes entre los partidos políticos. Demócratas vs Republicanos.
Los Republicanos mantienen un ambiente tenso dentro de la política estadounidense dado que argumentan que los costos del “ObamaCare” para el Estado son sumamente altos. Debido a esto, una parálisis domina al Gobierno el cual se vio forzado a realizar un apagón. El último apagón de Gobierno se dio en la administración Clinton en 1996.

Dos preguntas fundamentales para hacer. Primero, ¿Es grave un apagón gubernamental? Y segundo, ¿Qué va a pasar después?

Con mucha sorpresa, encontré dos respuestas adecuadas a estas preguntas en un artículo de Paul Krugman. Como especifica el Premio Nobel de economía el apagón, durante el gobierno de Clinton, no tuvo mucha significancia como algo trascendental para el funcionamiento económico de los EEUU. No obstante hay una diferencia fundamental: El gobierno de Clinton se encontraba en un auge económico mientras que el de Obama se encuentra en una recuperación tendiendo a una nueva recesión.

Sin embargo, el “golpe” económico que tendría EEUU, debido al apagón, no se podría comparar con el tema del techo de la deuda. Normalmente, cada año, se eleva el techo de la deuda en los EEUU con el objetivo de acrecentar su capacidad de endeudamiento y poder honrar pagos pendientes. Asimismo, esto es fundamental para el mantenimiento de la seguridad (confianza en los pagos) de los bonos del Gobierno y los certificados del tesoro.

Un resbalón en este tema puede significar una pérdida de credibilidad en la estructura básica de los mercados financieros causando distorsiones sumamente potentes.

Finalmente un tema más para reflexionar desde Ecuador.

La gran oferta existente de dólares se encuentra esparcida por todo el mundo. Dado todo este tipo de coyuntura, la inestabilidad hegemónica de los EEUU, la falta de crecimiento y las tambaleadas en los temas de deuda, ¿qué sucedería si todos esos dólares regresan a los EEUU debido a la falta de confianza en estos?

En primer lugar EEUU “recuperaría” toda esa inflación que actualmente se encuentra esparcida. Un dólar inflado afectaría, sin lugar a dudas, a Ecuador empezando por el lado comercial.

Ojo con este tema.