Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Un periodismo de soluciones

Mariasol Pons
Guayaquil, Ecuador

Recibir las noticias de Ecuador y del mundo puede convertirse en una especie de tortura.

Mariasol Pons
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Recibir las noticias de Ecuador y del mundo puede convertirse en una especie de tortura. Rara vez hay motivos de dicha, es natural que nos pase esto si un objetivo inherente al periodismo es denunciar los sucesos que están en contra de los intereses de la sociedad que representa. La velocidad a la que va el mundo nos arrastra, a la mayoría, en un caudal de información que lógicamente no va a tener tiempo – inicialmente- para analizar por completo toda la historia. Es así que recibimos bombazos como el secuestro de niñas por parte de Boko Haram, asesinatos a estudiantes universitarios disidentes en México, suicidios de personajes carismáticos como Robin Williams y Phillip Seymour Hoffman, ébola, desaparecidos en Siria, decapitaciones, persecuciones, restricciones de libertad, la muerte de Sharon, etc… Si es que, como persona, se deja afectar por lo que pasa a su entorno más próximo así como lo sucedido a los periodistas asesinados en París entonces quiero compartir una columna del New York Times que se llama Fixes.

David Bornstein y Tina Rosenberg llevan esta columna semanal en el periódico mencionado para explorar soluciones a grandes problemas sociales. Así se describe la columna: “Cada semana se examinan iniciativas creativas que hablan de la diferencia entre éxito y fracaso”. El ángulo de estos reportajes se enfoca en buscar una solución creativa para problemas sociales basado en la especificación de la manera cómo funciona la solución y lo que podemos aprender de esa solución. El interés principal es comunicar estrategias que funcionan para conseguir un cambio social y mejorar vidas. En el 2014, Fixes presentó aproximadamente 60 historias de gente que busca cambiar las cosas alrededor del mundo. No todos son exitosos pero tienen en común el hecho de buscar una estrategia para mejorar vidas, estas ideas pueden orientar a otras personas que buscan lo mismo en diversos contextos. No se trata de endiosar a personas comunes con una gran conciencia social sino de propagar el método de solución empleado por esa persona hacia el resto de la sociedad y potencializar su beneficio.

Bornstein y Rosenberg son co-fundadores de “Solutions Journalism Network” (www. solutionsjournalism.org) que es la base del enfoque de su estilo periodístico. Su lema dice: “la historia completa”; es decir, que la historia es analizada desde el problema hasta la solución. El análisis no siempre será de historias de éxito o fracaso necesariamente, sino que se enfocan en el cómo y el por qué algo funciona o no de tal manera que se genera un aprendizaje que puede ser compartido por la comunidad para resolver sus problemas. Esta visión puede orientar a la inclusión y a que el discurso político sea más constructivo en función de un nuevo aprendizaje que beneficia a todos.

Los problemas del mundo son complejos y al leer las noticias nos podemos quedar con la sensación de ser incapaces de generar cambio. Este enfoque busca empoderar al lector con modelos que pueden ser un ejemplo de solución.

De esta manera, Fixes, puede inspirarnos a través de sus historias, a buscar soluciones a nuestro alrededor. En la última columna que leí hablan de un “despertar moral” y de una “resistencia al sistema” como el caso de un hindú que desafió el sistema de castas al que pertenecía para alimentar a un grupo de mujeres maltratadas. Así también comparten la estrategia educativa de las escuelas públicas estadounidenses para reducir la cantidad de estudiantes que no terminan la secundaria. Qué hacen diferente con respecto del problema para que se convierta en solución. El enfoque que menciono sobre problema y solución que utiliza esta columna puede ser un ejemplo no sólo para periodistas sino para todos nosotros que nos quejamos de lo que ocurre alrededor y sin embargo nos sobrecoge la impotencia.

En conclusión, el fundamento periodístico de soluciones es un complemento enriquecedor para todos los miembros de la sociedad. Las historias que presenta esta columna transmiten esperanza, acción y empoderamiento. Si no es para hacer algo en específico por lo menos para tener la mentalidad de contemplar soluciones frente a la inacción.