Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Rafael contigo siempre”, dicen en Ipiales

Héctor Yépez Martínez
Guayaquil, Ecuador

A cinco kilómetros llegó la cola de automóviles que viajaron horas y horas a Ipiales en este feriado.

Nada menos que 40 mil vehículos, según la Policía, transportaron a familias que no fueron por bienes de lujo, sino a conseguir útiles escolares antes de que empiecen clases en la Sierra. Un señor, Patricio Alarcón, dijo a Ecuavisa que gastó $70 en comprar útiles que en Ecuador le habrían costado $300. Sí, por más que el presidente con PhD en Economía niegue la crisis, a lo largo y ancho del Ecuador la gente se queja de que todo cuesta un ojo de la cara. Y encima no hay trabajo.

Publicidad

La culpa no es del dólar, porque en Ecuador la inflación es mayor no solo que en Estados Unidos, sino también que en Panamá y El Salvador, los otros países dolarizados del continente. En realidad, todo está más caro debido a las trabas, impuestos, salvaguardas y cupos que artificialmente fija el Gobierno, cuando con un dólar más fuerte hoy deberíamos comprar bienes importados “a precio de gallina enferma”, tal como ocurre cuando un ecuatoriano los adquiere en Colombia o Perú. Así, importar más barato no solo beneficiaría a los consumidores, que somos todos, sino a empresas y agricultores que, al obtener insumos y equipos a menor precio, serían más competitivos a la hora de emprender, producir y exportar.

Pero en vez de resolver el problema y aliviar al pueblo con menos impuestos, Alianza País se entretiene con sabatinas y shows sobre paraísos fiscales para utilizar al Estado en su campaña política. Y encima piensa gastar millones de dólares en una consulta por la reelección de “papito Correa”, como recién lo bautizó #AyPame. Mi sugerencia: vayan no más y consulten en Ipiales. ¡Allá sí de ley arrasan!

Publicidad