Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chávez viene a Ecuador la próxima semana

El presidente venezolano Hugo Chávez reapareció hoy en público, tras permanecer durante semanas alejado de la actividad política por una lesión en una rodilla, y confirmó su gira la próxima semana por Brasil, Ecuador y Cuba, que había sido suspendida.


Publicidad

“Estoy bien, la rodilla ya en vías de franca recuperación, pero es una zona muy sensible de músculos y nervios”, dijo Chávez al canal oficial VTV, rodeado de sus ministros.

“Pensé que iba a ser más rápido (la recuperación) pero son tres semanas”, dijo el mandatario, en reposo desde el 9 de mayo cuando la lesión lo obligó a suspender un viaje que tenía programado a Brasil, Ecuador y Cuba.

Desde entonces el mandatario, que aparece constantemente en actos públicos transmitidos por la televisión, redujo su acción política a su cuenta en la red social Twitter, desde donde ha escrito diariamente sobre la política venezolana e internacional.

El presidente venezolano confirmó que retomará sus actos públicos esta semana, recibiendo el jueves al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, y que viajará la semana próxima a Brasil, Ecuador y Cuba.

Chávez se reunirá con su homóloga brasileña Dilma Rousseff el 6 de junio en Brasilia y el 7 con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, antes de viajar a La Habana, como estaba planeado originalmente.

Respuesta a sanciones

Sobre las sanciones que le impuso el Gobierno de Estados Unidos por suministrar componentes para elaborar gasolina a Irán, país con el que que Washington sostiene una disputa por su programa de energía nuclear, Chávez afirmó que Venezuela “podría jugar varias cartas que tiene bajo la manga” , aunque aclarando que aún “no ha jugado” ninguna.

Pero el presidente venezolano sugirió que la respuesta política que ha dado Venezuela, a través de marchas, concentraciones y discursos en rechazo a lo que considera una violación a la soberanía, es suficiente por ahora.