Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno ecuatoriano dispuesto a contratar a profesores extranjeros

QUITO, Ecuador (AP) — Ecuador está dispuesto a traer al país a decenas o cientos de profesores extranjeros para cubrir las plazas dejadas paulatinamente por maestros mayores de 70 años de edad, o que no tengan un doctorado o al menos una maestría, de acuerdo con la exigencia de una ley aprobada el 2012.


Publicidad

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, tiene previsto invertir en este año 475 millones de dólares para fortalecer la educación universitaria, parte de lo cual será desembolsado para formar ecuatorianos en el exterior o traer profesores universitarios extranjeros.

Desde finales de octubre del año pasado, el gobierno dispuso que los profesores universitarios que superen los 70 años deben jubilarse, así como también que para ser profesor universitario principal se debe tener un doctorado (phd), mientras que para ser profesor a tiempo parcial se debe contar al menos con una maestría.

Enrique Santos, integrante del directorio del Consejo de Educación Superior, dijo a la AP que “este es un esfuerzo que requerimos para subir el nivel de la educación universitaria y para llegar a estándares internacionales. Es importante que las universidades trabajen en la formación de sus profesores y que utilicen los recursos del estado para traer profesores internacionales “.

Añadió que debido a la falta de información de las mismas universidades aún no se conoce el número de profesores extranjeros que requerirán.

En Ecuador hay 27 universidades estatales y 30 privadas, que acogen a unos 600.000 estudiantes. Entre las más grandes están la universidad de Guayaquil, la Central y la Politécnica Nacional.

El vicerrector académico de la Universidad Central, una de las más grandes del país, Clímaco Egas, dijo a la AP que alrededor de 900 de 1.400 profesores de ese centro se aprestan a retirarse o jubilarse hasta el 2014 “para cumplir con los nuevas normas del gobierno”.

“Es difícil de llenar esas vacantes porque en el país no existen suficientes profesionales con grado de maestría, que es lo mínimo para ejercer la docencia, ni con doctorado, para la categoría más alta, que quieran dedicarse a dar clases en las universidades”.

Añadió que “traer profesores del exterior puede ser una solución parcial que no soluciona el problema de fondo, la falta de docentes universitarios”.