Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Empagram admite que Chiriboga medió a su favor ante Pedro Delgado

El gerente general de la empresa camaronera Empagram, José Juez Jairala, ha dicho ayer que debido a una amistad de vieja data entre Joaquín Chiriboga, hermano del fiscal general del Estado, con los propietarios de la compañía, “no es de extrañarse que hayamos pedido (a Galo Chiriboga) su ayuda amistosa y no profesional, a quien además había actuado como abogado personal del señor presidente de República, para permitir que seamos escuchados y cuidarnos de no ser presa de los oportunismos y chantajes en este proceso”.


Publicidad

Según ha denunciado el expresidente del Banco Central, Pedro Delgado, el Fiscal Galo Chiriboga intercedió ante él para detener el trámite de cobro de casi $ 6 millones que en 2011 la Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público del Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad (Ugedep) había iniciado contra esa firma camaronera, a la que se le atribuía estar vinculada a Filanbanco.

Las peticiones de Galo Chiriboga a Pedro Delgado utilizando el chat de BlackBerry, mantenidas entre junio y diciembre de 2012, han sido transcritas y notarizadas para ser entregadas ante la Corte Nacional de Justicia. La transcripción de dichas conversaciones fueron publicadas ayer por diario Expreso.

El 28 de noviembre de 2011, durante la gestión de Pedro Delgado, la Ugedep resolvió iniciar un juicio coactivo en contra de Empagran, a la que se consideró como vinculada a la familia Isaías, antiguos accionistas de Filanbanco. También se dispuso el embargo de esa empresa si no procedía al pago en 72 horas de una deuda de $ 5’457.288,72 (más intereses y costas judiciales).

El pasado 22 de julio, la actual titular de esa entidad, Katia Torres, dejó sin efecto la resolución de Delgado acerca de la incautación del derecho de cobro de esa deuda impuesta a Empagran.

El gerente de Empagram, José Juez Jairala, ha dicho ayer que desde 1997 esta es una empresa exclusivamente de propiedad de la familia Estrada y que en 2009, por error, el Estado incautó las acciones de la compañía, confundiéndola como si estuviera relacionada con los Isaías por el hecho de ser deudora de Filanbanco.

Dice que el 17 de diciembre de 2010, la Ugedep determinó la no vinculación y dispuso la desincautación de las acciones de la empresa, pero determinó al mismo tiempo que se incaute el derecho de cobro, convirtiéndola en deudora.

Empagram sostiene que no debía nada, ya que había pagado ya la deuda que mantenía con Filanbanco, a través de los acreedores de ese momento: las compañías Intral Panamá y Seguros Rocafuerte, exaccionistas de Filanbanco. Jairala argumenta que “al cargarle a los señores Isaías toda la deuda del “vuelto”, le están cobrando lo que pretendían cobrarnos a nosotros”. “Nosotros decíamos que no nos vengan a cobrar dos veces, porque ya le pagamos a los exaccionistas de Filanbanco, que eran las compañías Intral Panamá y Rocafuerte”, agrega, citado por el diario Expreso.

El Fiscal Galo Chiriboga aún no se ha pronunciado sobre el tema.