Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Galo Chiriboga: “Ser fiscal es una profesión de riesgo, como un torero”

París, 12 feb (EFE).- El fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, sabe que imputar a generales y coroneles por crímenes de lesa humanidad hace de la suya “una profesión de riesgo, como la de un torero”, pero considera necesario continuar esas investigaciones y buscar más cooperación judicial entre diferentes Estados.

París, 12 feb.- El fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, dice que imputar a generales y coroneles por crímenes de lesa humanidad hace de la suya “una profesión de riesgo, como la de un torero”, pero considera necesario continuar esas investigaciones y buscar más cooperación judicial entre diferentes Estados.


Publicidad

“La fiscalía busca principalmente crear conciencia en la ciudadanía”, comentó a Efe Chiriboga, quien destacó que la suya “no es una campaña contra las instituciones”, que deberían entender que esos procesos judiciales las “fortalece”.

El fiscal es consciente de que sus investigaciones “no generan simpatías”, como prueba el hecho de que su oficina haya tenido que llegar a realizar registros judiciales en dependencias policiales de su país para recuperar hasta 500.000 documentos incriminatorios.

“Pero es nuestro trabajo”, apostilla el que fue ministro y también embajador ecuatoriano en España, quien recientemente -y en su cargo de fiscal- ha ordenado medidas cautelares de prisión y arresto domiciliario contra mandos militares y policiales a los que ha acusado de tortura, violencia sexual y desaparición forzada.

En el marco de un coloquio organizado en la Casa de América Latina de París sobre justicia y derechos humanos en Ecuador, Chiriboga expuso junto a otros juristas supuestos casos de crímenes de lesa humanidad ocurridos en la década de los ochenta del pasado siglo que actualmente tramita la justicia de su país.

“Vamos avanzando mucho. Hemos tomado experiencia de países como Argentina, Chile, Paraguay, Brasil (…) y que demuestran que todos estos países están avanzando en cerrar esas heridas que se generaron en los tiempos de la violencia en América Latina”, señaló.

Chiriboga se refirió, entre otros, al expediente judicial sobre los presuntos secuestros, torturas y vejaciones que habrían sufrido en 1985 los integrantes del grupo terrorista Alfaro Vive Carajo Susana Cajas, Luis Vaca y Javier Jarrín por parte de las fuerzas de seguridad.

“Estoy seguro de que las víctimas sienten satisfacción al ver que, al menos, sus casos se judicializan”, declaró el fiscal, que lamentó que esos presuntos crímenes hayan estado en “la amnesia judicial” hasta el Estado ecuatoriano los empezó a investigar en 2007 a través de la Comisión de la Verdad.

A partir de esas pesquisas, el pasado 28 de enero fue detenido en Washington al general ecuatoriano Edgar Vaca por su presunta implicación en los crímenes, que habrían tenido lugar durante el gobierno del fallecido León Debres Cordero (1984-1988).

Pero Vaca aún no ha sido deportado y el fiscal aprovechó su estancia en Francia para preguntar a la organización policial Interpol, con sede en Lyon, sobre la situación jurídica del general.

Sin haber obtenido una respuesta concisa por parte de la organización, Chiriboga aseguró que si Estados Unidos no entrega al militar mediante un procedimiento automático, Quito solicitará su extradición.

“Las obligaciones de los Estados no pueden modificarse por la calidez o la frialdad de las relaciones con otros Estados”, agregó el fiscal, preguntado por la tensión diplomática entre Estados Unidos y Ecuador por el asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

En materia de derecho internacional, Chiriboga reflexionó sobre la iniciativa ecuatoriana para crear una corte penal para los Estados miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en cuyo borrador trabajan fiscales de Brasil, Argentina, Bolivia, Colombia, Venezuela y Uruguay.

“Si se ha globalizado el conocimiento (…) es importante que también se globalice la justicia”, afirmó.

En los dos próximos años, el fiscal espera “se vaya puliendo ese borrador para presentárselo al poder Ejecutivo”, y que eventualmente se convierta en un tratado internacional.

Preguntado sobre su eventual regreso a la arena política, el que fuera ministro de Recursos Naturales No Renovables de su país entre 2007 y 2008 y ministro de Gobierno entre 2004 y 2005, aseguró que por ahora solo piensa en terminar sus tres años de mandato al frente de la Fiscalía.

“Lo que es seguro es que soy candidato a exfiscal”, bromeó Chiriboga, que se reunirá mañana en París con su homólogo francés para buscar un acercamiento entre ambas oficinas. EFE