Ecuador. Martes 30 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La USAID debe irse de Ecuador a fines de septiembre

La agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, debe salir de Ecuador a finales de septiembre luego de que el gobierno del presidente Rafael Correa no renovara los convenios para su funcionamiento.

QUITO, Ecuador (AP) — La agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, debe salir de Ecuador a finales de septiembre luego de que el gobierno del presidente Rafael Correa no renovara los convenios para su funcionamiento.

En una carta en poder de The Associated Press enviada a la embajada estadounidense en Quito, la Secretaría Técnica de Cooperación Internacional notificó a la agencia que la “USAID no podrá ejecutar ninguna actividad nueva, ni ampliar plazos de ejecución de proyectos”.

La misiva está suscrita por Gabriela Rosero, titular de esa entidad, y fue enviada el 26 de noviembre de 2013.

“El 30 de septiembre se van, la decisión está tomada”, dijo Rosero en entrevista con la AP.

En diciembre pasado, en una de sus alocuciones de su programa sabatino Enlace Ciudadano, televisado al país por la televisión y radio públicas, el presidente Rafael Correa dijo que en Ecuador “no necesitamos caridad”. Luego señaló que “las limosnas que daba la USAID” las puede asumir su gobierno.

En la alocución, el mandatario dijo que esa decisión no afectará las relaciones bilaterales entre los dos países.

Un funcionario de la embajada de Estados Unidos, que no está autorizado a hablar sobre el tema y pidió expresamente no ser identificado, dijo que fue el gobierno de su país el que decidió cerrar la oficina de USAID en Ecuador.

Desde la llegada de Correa al poder, en 2007, las relaciones con Estados Unidos han estado marcadas por debates y tensiones. En 2009, los conflictos desembocaron en la expulsión de dos funcionarios de esa misión diplomática, Mark Sullivan y Armando Astorga, a quienes acusó de intromisión en asuntos internos.

La USAID es el tercer organismo de la embajada estadounidense que deja Ecuador. En abril el grupo militar fue expulsado y el siete de mayo pasado se anunció que la oficina antinarcóticos también debía salir del país en septiembre.

“El año pasado, el Gobierno del Ecuador informó a USAID que no podría llevar a cabo ninguna nueva actividad de asistencia o extender las actividades ya existentes a menos que se negociara un nuevo convenio bilateral de asistencia que las regulara. Los esfuerzos realizados durante los últimos dos años por renegociar el Acuerdo Bilateral y el Acuerdo de Asistencia al País no han tenido éxito”, dijo a la AP el vocero de la embajada de Estados Unidos, Jeffrey Weinshenker. “USAID había incurrido en costos importantes para lanzar cuatro nuevos y grandes proyectos y su cancelación fue la única opción prudente desde el punto de vista financiero. Los programas restantes no justificaban los costos administrativos de mantener una oficina de USAID en Ecuador”.

Adujo que por motivos de seguridad no podía dar a conocer la cantidad de personas que saldrán del país y de los proyectos aún en marcha.

De acuerdo con informes de la embajada de Estados Unidos, USAID en Ecuador contaba con un presupuesto de 15 millones de dólares para el ejercicio fiscal de 2103 y había pedido a la secretaría técnica del convenio que da sustento al trabajo del organismo en el país, la autorización para desarrollar nuevos programas por 18 millones este año.

La secretaría técnica, instancia a la que se deben someter los programas, su aprobación, inversiones, rechazó el pedido.

“Es lamentable que USAID deba cerrar su oficina en Ecuador porque por más de 60 años, Estados Unidos ha estado asociado al gobierno y al pueblo del Ecuador para impulsar sus prioridades de desarrollo, nuestros esfuerzos comunes y ha entregado más de 800 millones de dólares en ayuda para el desarrollo que ha enriquecido la vida de cientos de miles de ecuatorianos”, dijo el vocero de USAID Weinshenker.

El funcionario de la Embajada cuya identificación mantenemos en el anonimato dijo a la AP que hay cuatro programas de USAID que cerrarán de manera paulatina: un programa para crear medio ambientes sostenibles, otro para la conservación de costas y bosques, otra de banca móvil para sectores rurales y regiones apartados, y un último de inmigración y prevención a la trata de personas.

Indicó que el cierre de los programas será gradual y que la oficina de USAID en Ecuador se hará de manera ordenada y estará concluida para finales de septiembre de 2014.

Rosero, titular de la secretaría técnica, dijo que “no hay un tema ni de ideología ni estamos contra la USAID, es una tema técnico, hay procedimientos que había que hacer, las formas, las condiciones y los mecanismos cambiaron en este gobierno”.

Dijo que Estados Unidos fue uno de los últimos países que tienen convenio de cooperación con Ecuador a los que se les pidió sujetarse a nuevas condiciones que buscaban el involucramiento de los gobiernos estatales en la definición de los proyectos a financiar.

Las nuevas reglas incluían que fueran los gobiernos estatales quienes presentaran los proyectos y los que fueran aprobados serían financiados por USAID. La vigilancia sería mutua.

Anteriormente, la cooperación bilateral se hacía sólo notificando al gobierno de los proyectos que harían. Los cooperantes decidían el área, el tipo de inversión y a quienes contrataban, con poco conocimiento de las autoridades ecuatorianas.

“¿De qué sirve tener muchos más recursos y que no se acoplen a lo que Ecuador plantea como objetivos nacionales?”, dijo Rosero. “Se actuó técnicamente, fue un proceso que viene de años atrás, después de hacer evaluaciones a los proyectos, de tener reuniones con ellos (funcionarios de la Embajada)”.

Consultada acerca del tipo de inversión que quiere este país explicó que “no queremos tanto en montos (económicos) la cooperación internacional sino en calidad, que esos recursos complementen objetivos y esfuerzos de lo que queremos hacer, entonces serán bienvenidos”.

De acuerdo con cifras de la Secretaría Técnica de Cooperación Internacional Ecuatoriana, el principal cooperante de Ecuador son los países de Europa con un 54,3% de aporte, seguido por Estados Unidos con 14,7% y de las Naciones Unidas con 10,6%.