Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Marcha por el Agua pasa por Cuenca y llega a Azogues

Tuiteada por @ChacanaEcuador el 25 de junio de 2014, desde Azogues.

Cientos de indígenas que caminan desde el pasado sábado, desde Zamora hacia Quito, llegaron hoy a Azogues, en lo que se llama la “Marcha por el Agua“, en protesta contra la Ley de Aguas que fue aprobada ayer por la Asamblea Nacional.


Publicidad

“Nunca nos rendiremos en la defensa del agua y no queremos las cocinas eléctricas”, expresó Anita Pérez, una mujer de avanzada edad, de la zona de Victoria del Portete, en las afueras de Cuenca, mientras recibía los símbolos de reconocimiento como defensora del agua, por parte de la líder indígena Juana Morocho, del cantón Nabón, según informa el diario El Mercurio, de Cuenca.

Hay delegaciones de Zamora Chinchipe, de Nabón, de Girón, de Santa Isabel, Victoria del Portete, Tarqui y otras poblaciones. “Son del pueblo Cayambe, me sumo porque me interesa defender nuestros derechos al agua libre de contaminación, el acceso a la educación de nuestros hijos. Tampoco quiero que nos impongan las cocinas eléctricas y que suban las tarifas de electricidad y el precio del gas”, dice Rosa Lachimba, citada por El Mercurio.

Hubo delegaciones del Frente Popular y sus organizaciones filiales.

“Por qué nos oponemos a la aprobada ley de aguas, porque nosotros presentamos apenas 5 gotitas para que en esos 180 artículos incluyan: que se cree un consejo plurinacional del agua conformado por el gobierno y las comunidades, sin embargo nos incluyen con voz, pero sin voto; que se extingan las concesiones mineras que están en territorios donde hay fuentes de agua, para que no las contaminen; que los sistemas comunitarios de agua tengan su autonomía”, dijo Carlos Pérez, presidente de la Ecuarunari.

“Además, que se redistribuya equitativamente el recurso agua ya que el 64 % del total del caudal está concentrado en el 1% de los propietarios privados; y finalmente, que se reforesten las áreas deforestadas y se protejan los páramos mediante la creación de un Fondo Nacional del Agua”.

“Eso no nos aceptó la Asamblea Nacional, por eso esta marcha. No importa con sol o con lluvias, no importa que nos insulten, que nos digan siquiñaguis, cuatro pelagatos, infantiles, locos ecológicos, terroristas, indios roscas, aquí estamos y llegaremos a Quito”, agregó Pérez.

La Policía ubicó desde temprano cuatro grupos de uniformados, uno en la Y de Tarqui, en Zhucay, Narancay y Control Sur. El Ministerio del Interior ha reportado que la marcha se dio sin contratiempos. El movimiento indígena, sin embargo, da una versión distinta y dice que fueron acosados por los agentes policiales.