Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quién es el general venezolano detenido en Aruba por acusaciones de narcotráfico

Fotografía del 1 de marzo del 2013 cedida hoy, viernes 25 de julio del 2014, por el diario venezolano "El Nacional" en donde se observa a Hugo Carvajal en el Encuentro Nacional de la Gran Misión A Toda Vida Venezuela, realizado en el Teatro "Vicente Salias" de Fuerte Tiuna en Caracas (Venezuela). EFE/ALEXANDRA BLANCO/EL NACIONAL

El exjefe de la inteligencia militar venezolana Hugo Carvajal Barrios, detenido en la isla de Aruba a petición de EE.UU, está acusado de hacer negocios con el capo narcotraficante colombiano Wilber Varela, fallecido en 2008, según documentos judiciales a los que hoy tuvo acceso Efe.


Publicidad

En concreto, Carvajal Barrios, apodado el “Pollo“, fue acusado el 13 de mayo de 2013 por un gran jurado de Florida de haber recibido dinero de Varela, alias “Jabón”, cabecilla de una facción del escindido cartel del Norte del Valle, para “asistir” al narcotraficante en “sus operaciones de tráfico de drogas”.

Los documentos de la acusación habían permanecido sellados en un tribunal del distrito sur de Florida hasta el jueves pasado, el día siguiente de la detención de Carvajal, quien compareció ayer ante un juez de Aruba, quien decidió que siga detenido mientras se inicia el proceso para un eventual envío a EE.UU.

Según la acusación, Carvajal y otros mandos venezolanos de alto rango “asistieron” a esta banda de narcotraficantes “permitiendo que exportaran cocaína de Venezuela y proporcionándoles protección” para evitar su captura e informándoles de las actividades que realizaban las autoridades militares y policiales.

Carvajal, jefe de la Dirección de Inteligencia Militar hasta 2011, fue nombrado cónsul de Venezuela en Aruba en enero pasado, pero hasta ahora no había recibido el plácet de las autoridades de Holanda, país del que Aruba es un territorio insular autónomo.

Graduado de la Academia Militar de Venezuela el 5 de julio de 1981, Carvajal participó en el golpe de Estado de 1992. Entonces fue apresado junto con Hugo Chávez. Desde ese momento se convirtió en uno de sus hombres de confianza. Una vez Chávez alcanzó el poder, lo reintegró a la Fuerza Armada Nacional, le dio el grado de General de Brigada y el 23 de septiembre del 2004lo nombró director de Inteligencia Militar, el organismo más importante del país en la seguridad del Estado. Cargo al que volvió brevemente en 2013 al ser nombrado por el actual presidente Nicolás Maduro.

También fue director de la Oficina venezolana contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento del Terrorismo, así como viceministro de Investigación Penal del ministerio de Justicia.

Mientras cumplía funciones en la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) en 2008 fue incorporado a la “lista Clinton”, que elabora el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por su supuesto apoyo a partidarios de la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Entonces, también fueron incluidos en esa lista junto con él otros dos militares venezolanos también en cargos públicos, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacín, actualmente gobernadores de los estados Trujillo (oeste) y Guárico (centro), respectivamente.

Al menos en una oportunidad, Chávez defendió públicamente al mayor general Carvajal de señalamientos publicados en la prensa colombiana, que lo vinculó con el narcotráfico y con el asesinato de dos militares colombianos.

“El general Carvajal Barrios ha sido agredido desde Colombia, acusado sin ningún tipo de pruebas de vínculos con el narcotráfico, de mandar a matar a dos militares colombianos. Debemos cuidarlo mucho, porque eso es una condena a muerte”, aseveró Chávez en aquel momento.

En 2011 el narcotraficante venezolano Walid Makled, que había sido detenido en Colombia, aseguró en una entrevista al canal Univision que había realizado pagos a Carvajal: “Yo daba una cuota semanal de 200 millones de bolívares. 100 millones eran para el general Hugo Carvajal”, aseguró entonces.

La primera vez que el Departamento de Estado lo acusó de vínculos con el narcotráfico fue en 2008. La justicia estadounidense le vincula con una facción del cartel colombiano del Norte del Valle, escindido por rivalidades internas, de la que era cabecilla Varela.

En el documento de la acusación se relata que en 2004 Varela reubicó su base de operaciones delictivas en Venezuela por el temor a ser apresado por las autoridades colombianas y las amenazas de otros narcotraficantes.

“Desde 2004 hasta enero de 2008, Varela y sus compinches enviaron miles de kilos de cocaína de Venezuela a países como México, con conocimiento de que esa cocaína acabaría en territorio estadounidense”, dicen los documentos.

Tras la muerte de Varela, en 2008, los compinches de Varela “continuaron pagando a Carvajal Barrios y otros mandos de alto rango venezolanos para que les asistiera en sus actividades de tráfico de drogas”, indica el documento de siete páginas.

Se recoge en la acusación que, además, el general venezolano retirado “vendió cientos de kilos de cocaína a miembros de la facción de Varela” y, que desde 2004 hasta septiembre de 2010, “asistió a los narcotraficantes” y los grupos encargados del transporte de la droga.

Entre otras acciones de encubrimiento y apoyo a los narcotraficantes, supuestamente Carvajal “permitió a los narcotraficantes y grupos de transporte exportar la cocaína e importar dinero a Venezuela” y les proporcionó “protección” para evitar su captura.

De ser trasladado a EE.UU. y declarado culpable del delito de “conspiración para distribuir cocaína con conocimiento en EE.UU.”, podría ser condenado a cadena perpetua.

Desde el viernes pasado está detenido en Miami el exjuez venezolano Benny Palmeri-Bacchi, quien este jueves se declaró no culpable en un tribunal federal de los delitos de conspiración para distribuir cocaína en EE.UU. y obstrucción de la justicia, entre otros.

Según el diario El Nuevo Herald, la detención del exjuez obedece a una investigación de la que también es objeto el exjefe de la inteligencia militar Hugo Carvajal Barrios, así como el exdirector venezolano de Interpol Rodolfo McTurk, quien al parecer se encuentra en Venezuela.

La situación de Carvajal podría repetirse con otros generales y coroneles del corazón del chavismo. De hecho, fuentes de inteligencia en Colombia, citadas por el diario El Tiempo, señalan que los desplazamientos internacionales de algunos de ellos están en revisión.

De los presuntos nexos de militares con narcos se venía hablando hace varios años en Venezuela. En el libro “Chavismo, narcotráfico y militares”, la jueza y exdirectora de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas, Mildred Camero, dice que durante la presidencia de Chávez se conformó una especie de cartel en el Ejército, conocido como el “cartel de los soles”, que empezó a quitarle el negocio del tránsito de droga a la Guardia Nacional. Dentro de ese grupo la jueza ubica al ‘Pollo’ Carvajal y habla de grabaciones en manos de agencias antidrogas.

Video relacionado: