Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro anuncia prisión de empresario por hablar sobre epidemia de chikunguña

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el 22 de septiembre de 2014. Agencia Bolivariana de Noticias.

Caracas, 22 sep (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, indicó hoy que el responsable de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Eduardo Garmendia, deberá responder ante la Justicia por unas declaraciones que dio la semana sobre el impacto del virus chikunguña en la producción del país.


Publicidad

Maduro confirmó que Garmendia había sido interrogado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y “ya ha reconocido que ha cometido un delito”, ya que, según el gobernante, el empresario admitió que había dado sus declaraciones sin tener pruebas.

“Bueno, seguramente actuará la Fiscalía, actuarán los tribunales y este señor (…) ahora le toca entonces (…) reconocer sus errores y ante la ley responder, como tiene que ser”, dijo el presidente en un acto público televisado.

El presidente de la principal patronal de Venezuela, Fedecámaras, Jorge Roig, denunció hoy que Garmendia y el presidente de la Cámara de Aduaneros, Rubén Gutiérrez, fueron sometidos en las últimas horas a largos interrogatorios que achacó a un plan gubernamental para amedrentar.

Garmendia “declaró una cantidad de mentiras, por ejemplo, declaró en estos días en la prensa que el chikunguña ya ocupaba, no sé, el 50 % del país”, indicó Maduro, al señalar que el empresario había dicho que tenía pruebas de que en algunas empresas un cuarto de los trabajadores estaba infectado con la enfermedad.

“Estos son temas delicados, donde solo está autorizado por la ley a declarar, valga la expresión, las autoridades sanitarias del país, como en cualquier país del mundo”, dijo, sin referirse al caso de Gutiérrez.

Maduro dijo que si en Estados Unidos alguien dice eso le meten “cadena perpetua si no silla eléctrica” por generar una alarma de ese tipo.

El martes pasado, la ministra de Salud venezolana, Nancy Pérez, descartó la presencia del virus del ébola en el país, enfermedad que no tiene relación, dijo, con las muertes en un hospital en Maracay, estado de Aragua (centro), que, según un médico de ese centro, se presentaron como “un síndrome febril hemorrágico”, que supuestamente causó la muerte de cuatro menores de edad y cuatro adultos.

Según el galeno, la supuesta enfermedad se presentaba como “un síndrome febril hemorrágico” con ampollas en la boca, hemorragias en la piel, sangrado bucal y nasal, insuficiencia hepática y renal, dificultad respiratoria, y el fallecimiento por “una coagulación intravascular diseminada”.

“Los ochos casos, autopsia en mano, tienen los resultados de que no se tratan de una enfermedad extraña”, aseguró la ministra al respecto.

La ministra de Salud de Venezuela, Nancy Pérez, a quien Maduro nombró hoy responsable de “un equipo especial” que se encargará de incrementar las medidas contra los mosquitos que transmiten la enfermedad, informó la semana pasada de la existencia en el país de 398 casos del virus chikunguña confirmados.

De acuerdo con datos oficiales, en lo que va de año se han registrado 45.745 casos de dengue. EFE

El empresario venezolano Eduardo Garmendia.

El empresario venezolano Eduardo Garmendia.