Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El alto comisionado de Derechos Humanos recibirá a esposa de Leopoldo López

Ginebra, 16 oct (EFE).- El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, recibirá mañana a Lilian Tintori, esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López, en prisión desde hace casi nueve meses.


Publicidad

El propio Zeid lo confirmó a Efe tras ser cuestionado hoy en rueda de prensa.

El alto comisionado agregó que no quería añadir nada más sobre el fondo de la detención de López porque prefería primero recibir a Tintori y contar con todos los elementos.

No obstante, dejó claro que el tema de la detención del líder opositor “es de gran preocupación” para su Oficina.

Asimismo, Zeid recalcó que “cualquier detención prolongada” levanta preocupación, sin añadir nada más al respecto ni querer comentar la decisión judicial venezolana de seguir posponiendo la decisión sobre la eventual puesta en libertad de López.

El Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias estableció en una resolución que la detención de López es “arbitraria”.

Tras esa declaración, la defensa de López solicitó a la juez que lleva el caso, Susana Barreiros, que anuncie su inmediata liberación.

Aparentemente la jueza ha pospuesto la audiencia hasta el día 28.

López está recluido en una cárcel militar desde el pasado 18 de febrero, cuando se entregó a las autoridades para hacer frente a lo cargos de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio por los hechos violentos que se produjeron al término de una marcha el 12 de ese mes, en una jornada que se saldó con tres muertos.

En esa fecha dio inicio a una ola de protestas antigubernamentales en Venezuela, que se prolongó cerca de cuatro meses y que dejó 43 muertos. López y el resto de la oposición venezolana se deslindaron de las protestas violentas. EFE