Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Grupo de ecuatorianos demanda a Chevron en La Haya

Varios ecuatorianos en una concentración cerca de un tribunal de Nueva York (Estados Unidos). EFE/Justin Lane/Archivo

Quito, 23 oct (EFE).- El Frente de Defensa de la Amazonía, que congrega a unos 3.000 indígenas y colonos que habitan en esa región de Ecuador, presentaron una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra el gerente de la gigante petrolera Chevron, John Watson, al que acusan de delitos de lesa humanidad.


Publicidad

Así lo reveló a Efe en Quito el abogado de los demandantes Pablo Fajardo, quien aseguró que la demanda fue presentada hoy en La Haya contra Watson y otros altos directivos de la petrolera estadounidense.

Fajardo señaló que la demanda se sustenta en la permanente negativa de la compañía a acatar la condena judicial impuesta contra ella por las cortes ecuatorianas, que la declararon culpable por el grave daño ambiental dejado en la Amazonía durante el tiempo en que operó como Texaco en el país andino, entre 1964 y 1992.

Chevron ha sido condenada a pagar 9.500 millones de dólares de indemnización para reparar los graves daños que se le imputan, aunque la compañía reniega de ese fallo por considerar que obedece a una supuesta trama de fraude en su contra perpetrada por los demandantes y sus abogados.

Por ello, la petrolera, en un comunicado difundido esta tarde, calificó al anuncio de la demanda contra su máximo directivo como una “maniobra” para “distraer la atención del hecho de que la sentencia en contra de Chevron en el Ecuador carece de todo mérito y es el resultado de un fraude sin precedentes”.

James Craig, portavoz de la firma, recordó que una corte estadounidense determinó que los abogados de los ecuatorianos “violaron las leyes contra la asociación ilícita y la corrupción, al haber cometido fraude, lavado de dinero, manipulación de testigos y obstrucción de la justicia”.

“Si hay alguien que debería aparecer ante un tribunal penal, son aquellos que han corrompido las cortes ecuatorianas en un intento de extorsionar a Chevron”, apuntó Craig.

Fajardo, en respuesta, dijo que esa es “una vieja cantaleta” de Chevron, que se sustenta en el fallo de un juez del primer distrito de Nueva York, Lewis Kaplan, contra los abogados de los demandantes, que ha sido apelada debidamente.

El abogado dijo tener “mucha confianza” en que “todo el show y la farsa que hizo el juez Kaplan se revierta” en el proceso que se seguirá en el segundo circuito.

Asimismo, señaló que espera que la CPI estudie la denuncia presentada hoy en La Haya, ya que se mantienen los preceptos de “ecocidio, etnocidio y genocidio” contra la petrolera por su renuencia a acatar un fallo de las cortes de justicia de Ecuador.

Además, señaló que Watson, como máximo representante de la petrolera, es el responsable de aplicar un supuesto “plan sistemático” para impedir que la condena se ejecute, lo que ha causado “un gran sufrimiento a la población civil” de la Amazonía ecuatoriana.

Para los abogados de los demandantes, las acciones de obstrucción de la sentencia por parte de la compañía constituyen un “ataque generalizado y sistemático” contra la población civil de la Amazonía ecuatoriana, “lo que es penado en el artículo 7 (crímenes de lesa humanidad) del Estatuto de Roma”.

Según Fajardo, Watson también tiene un “gravísimo conflicto de intereses en este caso”, pues fue él el “artífice de la fusión de Chevron y Texaco” en 2001.

Watson “conoció de primera mano todos los hechos del caso en Ecuador, pero lo ocultó a sus accionistas” y ahora ha dicho que irá “hasta que el infierno se congele, porque su permanencia en el cargo” tiene alto riesgo de concluir, opinó Fajardo.

Tras la presentación de la denuncia contra Watson ante la CPI, el abogado ecuatoriano espera que este proceso entre en investigación y siga su curso, aunque, según él, demorará entre dos y cuatro años. EFE