Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Denuncian el ‘presunto asesinato’ de dirigente indígena José Tendetza

José Isidro Tendetza, en una foto sin fecha conocida, difundida por el movimiento indígena de Zamora.

Quito (AP) — “Un dirigente indígena de una pequeña comunidad de la etnia shuar fue asesinado”, dijo el lunes el líder de una federación regional, tras informar sobre el hallazgo en un río del cuerpo de José Tendetza, síndico de la localidad.


Publicidad

El cadáver fue encontrado el 2 de diciembre, pero el hecho fue recién fue conocido debido a lo remoto de la comunidad de Yanoa, 375 kilómetros al sur de la capital.

El presidente de la Federación Shuar de Zamora Chinchipe, José Chumapi, en declaraciones a la AP dijo que el cuerpo de Tendetza “fue hallado en el río Chuchumbletza, el 2 de diciembre y las autoridades cogieron el cadáver, que tenía un cabo (cuerda) amarrado a su cintura, y enseguida lo enterraron”. No fue posible determinar que causó su muerte por el estado en descomposición del cuerpo.

“Lo han matado, lo han amarrado con un cabo y lo mataron”, dijo Chumapi, que explicó que el fallecido se oponía firmemente a la explotación minera en la zona de Cóndor Mirador, controlada por la empresa china Ecuacorriente, que quiere explotar en esa zona cobre y molibdeno, aunque no ha empezado la fase de explotación.

“Él se oponía a que nos quiten las tierras, a que exploten el bosque, a la minería de la empresa Ecuacorriente y a que ensucien el agua. Por eso el compañero José tenía tres demandas en que Ecuacorriente pedía cárcel para el compañero”, dijo Chumapi. Las demandas son por acusaciones de invadir tierras de Ecuacorriente, aunque los shuar dicen que son tierras ancestrales.

Añadió que Tendetza defendía “nuestras tierras en las los que los shuar hemos vivido más de mil años”.

El exdirigente de la esa agrupación shuar, Domingo Ankuash, en declaraciones a la AP dijo que “el gobierno ecuatoriano sin consultar a nadie, dio nuestras tierras a la Ecuacorriente. Ellos pusieron alambradas y todo lo que quedó adentro de las alambradas destruyeron: casitas, cultivos de plátanos, yucas, maíz”.

“Eso reclamaba el compañero muerto, que ya no podía entrar a las tierras que fueron suyas toda la vida y de sus abuelos, por años de años”, aseguró.

Añadió que tenían previsto viajar a Lima para denunciar ante “el tribunal internacional de defensa de la naturaleza, lo que estaba pasando en nuestras comunidades”.

En diversos sectores del norte, centro y sur del país, pequeñas comunidades mantienen una férrea oposición a la explotación minera a gran escala, la que está empeñada en desarrollar el gobierno del presidente Rafael Correa. Las comunidades aducen que la explotación minera causará daños irremediables al ambiente y al agua de sus respectivas zonas.

Además, en una rueda de prensa la Conaie solicitó este a las autoridades de Gobierno investigar las verdaderas causas por las que murió José Tendetza.

Pedido que generó una respuesta inmediata del Ministro del Interior José Serrano, que en su cuenta de Twitter escribió: “​Sobre la lamentable muerte de Jose Tendetza, pondremos a nuestros mejores profesionales y técnicos en su investigación… Convocamos a FICSH (Federación Interprovincial de Centros Shuar – FICSH,) nombrar veeduría y control social del proceso”.