Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa critica a Alfonso Espinoza de los Monteros por citar a Monseñor Romero

Pomasqui (Pichincha), 07 feb 2015.- El presidente Rafael Correa asistió a la asamblea constitutiva de la Red de Maestros y Maestras de la Revolución Educativa, en Pomasqui. Foto: Miguel Ángel Romero / Presidencia de la República

El presidente de la República, Rafael Correa, ha criticado hoy al periodista Alfonso Espinosa de los Monteros, de la cadena Ecuavisa, por citar una frase de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado por la dictadura de El Salvador, en 1980. Correa también acusó de ‘doble moral’ a ciertos dirigentes indígenas por su postura frente a la explotación petrolera y al incremento de rentas petroleras.


Publicidad

Esta declaración del mandatario se realizó durante el Enlace Ciudadano No, 410 desde el barrio Las Tolas de Pomasqui.

Correa resaltó la coherencia de las autoridades que no se oponen a la explotación petrolera y que saben que los recursos obtenidos de esa actividad se traduce en obras para la sociedad ecuatoriana.

Mencionó directamente al prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quispe, reproduciendo vídeos en los que el prefecto amazónico manifiesta su oposición a la explotación petrolera pero, también, pide más recursos de la renta petrolera, de hecho, solicitó que el gobierno entregue el 5% de los excedentes. A esto Correa respondió: “Cuanta doble moral”.

El primer mandatario ecuatoriano manifestó que en el año 2007 se duplicó, de 0.50 centavos a un dólar, el excedente petrolero destinado a las provincias de la Amazonía.

Además de criticar a Quispe, Correa reiteró la “batalla en las redes sociales” en contra de las páginas satíricas que lo critican. Repitió lo que ya había mencionado las últimas semanas: que no existe el derecho al anonimato y que incluso los tratados internacionales de Derechos Humanos reconocen el derecho a la honra y al buen nombre. Invitó a la ciudadanía a inscribirse en su página: Somos Más.

La mentira de la semana

En la mentira de la semana el presidente criticó al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, por decir que el puerto principal no ha asumido la competencia de transporte, tampoco los recursos que exigen esa competencia y que, en consecuencia, no pueden incumplir sus responsabilidades ya que el transporte todavía no es competencia municipal.

Correa criticó al alcalde, a quién acuso de mentir y de estar fuera de la Ley por esas expresiones. Anunció que el gobierno ya cuenta con el permiso del Consejo Nacional de Competencias para intervenir. No retirarán los agentes de tránsito, pero le cobraran al municipio esos costos. 

La libertad de expresión ya es de todos

El presidente mencionó supuestas críticas de la prensa salvadoreña, durante la década de los setenta, en contra de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, el sacerdote salvadoreño asesinado al inicio de la guerra civil en el país centroamericano. Correa se mostró indignado ante el hecho de que el presentador de noticias Alfonso Espinosa de los Monteros haya citado a Romero.

La frase citada en el noticiero de Ecuavisa fue:“No se puede cosechar lo que no se siembra, cómo vamos a cosechar amor en nuestra república si solo sembramos odio”. Correa dijo no aceptar que la prensa ecuatoriana cite a Romero, argumentando que el religioso supuestamente era crítico de la prensa, y que algunos periódicos en El Salvador lo habrían acusado de inspirar la subversión contra el régimen de derechista de esa época.

No quedó claro, sin embargo, cual es el vínculo entre la prensa salvadoreña de esa época y la prensa ecuatoriana de la actualidad. Tampoco se demostró que Alfonso Espinosa de los Monteros haya sido crítico con Monseñor Romero durante la década de los setenta. En todo caso, el presidente tomó con alegría la noticia del inicio del proceso de beatificación de monseñor Romero, anunciado por el Papa Francisco.

Sobre este mismo tema, el presidente cuestionó que hoy la prensa hable bien de Romero, Mujica y de Mandela, cuando, según él, en otras épocas los condenaban. “Tal vez cuando tenga la edad de Pepe Mujica, de Mandela, todo el mundo hable bien de mi”, expresó el mandatario, agregando que esa situación le preocuparía.