Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ramiro García Falconí: el gobierno está raspando la olla

Ramiro García Falconí, abogado penalista y columnista. Foto de La República.EC

Quito.- Ramiro García Falconí, abogado penalista y columnista de Diario El Universo, fue entrevistado en el programa ’24/7 con Jorge Ortiz’ para analizar la situación política del país.


Publicidad

A criterio de García el presidente “siempre tuvo gestos de mesianismo”, al punto que se bajó de la caravana presidencial para reprender a Luis C., el muchacho de 17 años que le hizo “gestos obscenos”. 

García también ha criticado que se esté “socavando las bases del estado democrático” pues hoy por hoy, a su criterio, dependen de una sola persona. Además, ha rechazado lo que considera “mentiras” del primer mandatario, como cuando aseguró que Pedro Delgado, ex presidente del Banco Central y primo del presidente, era economista. Así mismo cuando dijo que Delgado iría al matrimonio de su hijo en Miami y regresaría al país a cumplir con la justicia, lo cual no ha sucedido.

El penalista, que es abogado del caricaturista Bonil, piensa que el gobierno ya no tiene mayoría electoral, por eso ya no hablan de consultas populares ni celebran sus triunfos electorales de antaño, que solían repetir continuamente para legitimar sus decisiones.

“No reconocer la autonomía del IESS es ponerle en caja chica”, ha dicho respecto de la situación del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. García Falconí dice que la plata de las jubilaciones no pueden ingresar al presupuesto del Estado, incluso por impedimento legal.

El dr. García Falconí piensa que el IESS ha sido un comprador habitual de deuda pública del gobierno, por cuanto el IESS como inversor adquiere deuda para cobrarlo con intereses en la posteridad. El gobierno no quiere pagar y eso puede configurar, a criterio del abogado, el delito de estafa penado en el Código Orgánico Integral Penal.

Además piensa que la situación económica no es la más óptima y asegura que “el gobierno está raspando la olla”. Sin embargo, considera que en Ecuador hay “una oposición boba” que todavía defiende sus “parcelas de poder”, por cuanto no se puede ofrecer una alternativa al país.

Para él es claro que el Ecuador vive un momento difícil de su democracia. “El gobierno democrático es el que actúa todos los días democráticamente” ha apuntado García Falconí y ha apelado a la necesidad de la independencia de poderes.

Vea la entrevista completa:

Primera parte

Segunda parte