Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Antonio Ricaurte advierte que no renunciará y que es la última vez que habla sobre el tema

Concejal Antonio Ricaurte, en fotografía difundida por la cuenta de Twitter de El Universo.

El concejal de Quito Antonio Ricaurte ha declarado hoy en una rueda de prensa dada en el Palacio Municipal que no renunciará a sus funciones después que saliera a la luz un video en el que él describe a su colega, la concejala de SUMA Carla Cevallos, de ser “una ofrecida” que lo ha acosado sexualmente. Ricaurte ha alegado hoy que se trata de “un tema absolutamente personal y no interfiere en su gestión política”.


Publicidad

Ricaurte ha dicho que será la última vez que se refiera al tema y que decidió convocar a una rueda de prensa para atender las constantes llamadas de los medios. Pidió respeto para su familia, esposa e hijos, y aseguró que hace unos siete u ocho meses enfrentó una serie de problemas, como los que padece cualquier ser humano, que lo alejaron de su esposa e hijos, por lo que ahora está luchando por recuperar su hogar.

Ricaurte ha reconocido que grabó el video hace unos cuatro meses, alegando que cuando lo hizo “intentaba recuperar a su familia”. También dice que lo que entonces dijo en el video “no se compadece de la realidad”.

Insistió en disculparse con la concejala Cevallos con quien, dijo, solo los unió una gran amistad, y asumirá las consecuencias que pudieran devenir de la demanda presentada por la edil, quien ha pedido ante un juez que se lo condena a quince días de prisión y se dicte una orden de alejamiento en su contra.

Ricaurte dice que no creee que una orden de alejamiento sea un impedimento para participar en las sesiones del Concejo Metropolitano porque su curul está distante de la de ella. También anunció que está investigando cómo se pudo filtrar el video a las redes sociales porque fue grabado para asuntos absolutamente personales y que están tras la pista del responsable.