Ecuador. Lunes 24 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Patiño llama a la Celac a luchar contra la extrema pobreza

El canciller Ricardo Patiño inaugura la IX Cumbre de la Celac, en Quito, el 26 de enero de 2016. Foto API/Juan Cevallos

Quito, 26 ene (EFE).- El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, pidió hoy a sus colegas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) avanzar en la lucha contra la inequidad en la región, uno de los principales problemas que afrontan las naciones integrantes del grupo.


Publicidad

Al inaugurar la IX reunión de cancilleres de la Celac, en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el norte de Quito, Patiño pidió a sus pares que sigan afrontando “el desafío de transformar América Latina y el Caribe en una región equitativa, sin pobreza”.

En una región en la cual “el buen vivir sea una realidad feliz para nuestros pueblos”, dijo al subrayar que los cancilleres pueden aportar “mucho” en esa tarea.

El titular de la diplomacia ecuatoriana destacó el proceso de unidad en la Celac, con la cual, consideró, la región puede demostrar su capacidad de encontrar, “sin tutelajes”, las mejores soluciones a sus problemas.

Patiño insistió en la necesidad de erradicar la pobreza extrema y, con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dijo que en la región viven cerca de 165 millones de personas en situación de pobreza, de las cuales 69 millones están en situación de extrema pobreza.

“Pese a ello, la región es una de las más avanzadas en el cumplimiento de los objetivos del desarrollo del milenio. Erradicar la pobreza extrema es inseparable de los esfuerzos para reducir la pobreza en general, pues ambas interactúan y deben ser atacadas como un todo”, apuntó.

Agregó que entre 2002 y 2014 la indigencia pasó del 19,3 al 12 % de la población y, en el mismo período, el coeficiente de Gini, que mide la desigualdad en los ingresos, se redujo en un 10 por ciento.

“A la luz de aquellos avances, podemos considerar como viables las metas propuestas en la agenda regional. Sin embargo, debemos reconocer que reducir la desigualdad es un desafío complejo que requiere acciones en los sistemas laborales, tributarios, así como el destino en el gasto público“, dijo.

Ello, apuntó, demanda de un trabajo “continuado” hasta lograr que en la región se reduzcan las brechas de desigualdad e inequidad.

En su discurso de inauguración de la cita de cancilleres, Patiño destacó la cumbre de presidentes y jefes de Estado que tendrá lugar mañana en la misma sede de la Unasur y en la que Ecuador entregará la presidencia temporal de la Celac a República Dominicana.

Con miras a esa cita, comentó que hoy los cancilleres trabajarán en el proyecto de agenda de la cumbre, discutirán varios documentos para poner a consideración de los mandatarios, analizarán la Declaración de Quito, el plan de acción de Celac para 2016 y otras declaraciones especiales.

La Celac está integrada por Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Dominica, Ecuador y El Salvador.

Además, Granada, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. EFE