Ecuador. Lunes 26 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Marina despide con honores al Valm. Ángel Sarzosa, destituido de la Comandancia

Captura de pantalla del video subido en Twitter por la Armada Nacional en despedida del Comandante Ángel Sarzosa, destituido por el presidente Rafael Correa, el 24 de junio de 2016.

Personal de la Fuerza Naval ha despedido, este viernes, con una calle de honor y aplausos de oficiales al vicealmirante Ángel Sarzosa, quien fue destituido de sus funciones como comandante de la institución por el presidente Rafael Correa, la tarde del miércoles.

Publicidad

“La calle de honor es para marinos valientes que entregan su vida a la institución y zarpan de ella con honor”, ha publicado la cuenta de Twitter de la Armada Nacional, al publicar un video con el acto solemne.

“La singladura de 41 años de vida institucional me ha brindado el honor de liderar este buque llamado Armada del Ecuador; durante mi trayectoria procuré como lo dictan las Ordenanzas Navales y el Código de Conducta de los marinos, velar por los intereses institucionales desde cada uno de los timones y puentes de gobierno de los repartos navales que me he honrado en comandar”, ha dicho Sarzosa en un mensaje que ha sido colgado en la página web de la institución.

Correa nombró como sucesor en la Comandancia de la Armada al vicealmirante Fernando Noboa. Sarzosa permaneció por cuatro meses en el cargo.

El anterior comandante, Alfredo Santiago Chávez, también fue destituido, en febrero de 2016, junto con el resto de la cúpula militar, después que se reunieran para pronunciarse sobre la orden del Presidente Correa de descontar de los fondos del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas, el valor que el Ejecutivo considera que la Armada cobró en exceso en la venta al Ministerio de Ambiente de los terrenos donde se construyó el Parque Samanes.

Sarzosa ha sido cesado por decreto, después que pidiera, invocando la ley de comunicación, que el presidente rectifique expresiones que consideró inexactas sobre los institutos de enseñanza de la Armada.

Tras la destitución de Sarzosa, el ministro de Defensa, Ricardo Patiño declaró ayer que “ (…) Saben las consecuencias de sus acciones. Y ya algunos militares en servicio activo que se han atrevido a violar la disciplina que tienen que tener respecto a sus autoridades… En las Fuerzas Armadas tiene que haber absoluta disciplina, lealtad, honor, valentía; cuando alguien socava la disciplina tiene que saber que eso tiene consecuencias, sean militares en servicio activo o pasivo”.

Correa, antes de ingresar a un gabinete ampliado que presidió en Quito el viernes, advirtió que el presidente es el “comandante en jefe de las Fuerzas Armadas”, una entidad que es “jerarquizada y disciplinada, y no se puede permitir que pidan aclaraciones los subalternos, ni nada de esas cosas​”. (I)

Publicidad