Ecuador. Jueves 29 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Procesan al exministro Felipe Mantilla por desaparecidos en el Caso de las Dolores

El exministro de Gobierno Felipe Mantilla Huerta, en una foto de archivo difundida por el Univerrso, en 2003.

El conjuez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, acogió el pedido de la Fiscalía para procesar al exministro de Gobierno Felipe Mantilla Huerta por la supuesta desaparición de cuatro personas en el caso que la actualmente la Fiscalía denomina “González y otros” y que inicialmente se llamó Caso Fybeca, o de “Las Dolores“.

Publicidad

Mantilla ha sido procesado junto a otras catorce personas. Contra doce se han dictado prisión preventiva. Para otros 3 procesados ordenó la prohibición de salir del país y la presentación periódica ante la autoridad. Se desconoce si hay prisión contra Mantilla, que era Ministro de Gobierno del Presidente Lucio Gutiérrez cuando ocurrió la masacre de ocho personas, el 19 de noviembre de 2013, aparentemente a manos de agentes de la Policía, que intentaron detener un asalto a mano armada en una farmacia, al norte de Guayaquil.

Además, el magistrado dispuso a la Policía Nacional que informe cada 15 días sobre los esfuerzos por detener a los procesados. También dio 90 días a la Fiscalía para que profundice la investigación en el caso.

Este lunes se desarrolló la audiencia de formulación de cargos por presunta desaparición forzada de cuatro personas: Jhonny Gómez Balda, Erwin Vivar Palma, César Mata Valenzuela y Darwin Cañar. En la diligencia, Chiriboga reveló que Erwin Vivar- hasta hace poco considerado como desaparecido- ha sido hallado en Venezuela y actúa ahora como testigo protegido. Su relato ha sido considerado clave para la formulación de cargos.

Erwin Vivar Palma fue acusado por la justicia como miembro de la banda de asaltantes que incursionó en la farmacia Fybeca en noviembre de 2013, y se desconocía su paradero desde entonces.

Publicidad