Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vicealcalde Del Pozo dice que no tendría problema en saludar a Correa

Foto API.

El vicealcalde de Quito, Eduardo del Pozo, condenado a 15 días de prisión por unas declaraciones en descrédito del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, afirma que nunca imaginó que algo así podría sucederle y asegura que, de todos modos, si se encontrara con el mandatario “no tendría problema” en saludarlo.

Publicidad

“No tendría problema en estirarle la mano”, dijo en una entrevista con Efe el edil opositor, quien afirmó que ha sido objeto de críticas del gobernante en algunos de sus informes semanales de labores, transmitidos por radio y televisión, y prevé que eso se repita.

“Seguramente en la próxima sabatina (como se conocen los informes semanales del gobernante) tendré dedicada una media horita”, dijo.

Además de la pena privativa de libertad, el vicealcalde fue condenado a pagar 90 dólares de multa y a pedir disculpas públicas por sus declaraciones efectuadas en junio pasado en la emisora Radio Sonorama, en las que criticó una propuesta del Ejecutivo para que los candidatos que tengan bienes en paraísos fiscales no puedan ocupar cargos de elección popular.

Según el abogado Caupolicán Ochoa, letrado de Correa, Del Pozo aseguró en esa entrevista que Correa “sacaba sentencias a dedo, obtenía dinero y no pagaba impuestos y ese dinero lo sacaba a paraísos fiscales” y “lo transmitía de manera dolosa a Bélgica”.

Del Pozo afirma que en esa entrevista fue crítico con la propuesta gubernamental, pero subrayó que habló en términos generales, sin citar “a persona alguna” ni atacar a la honra del gobernante quien, no obstante, “se dio por aludido” y lo demandó, dijo.

Admitió que lo sucedido le ha generado estrés y preocupación tanto a él como a su familia, “golpeada” y “perjudicada” por un episodio que “no es agradable” .

“Han sido unos días complicados para mí y mi familia” y han supuesto “un desgaste emocional, físico, psicológico, mental”, pero es algo que “nos toca asumirlo” porque “es parte de la política”, señaló.

El vicealcalde criticó que el asunto se haya tramitado en la vía judicial de un modo “sumamente ágil” y comentó que apenas su abogado presentó su alegato final en la audiencia “el señor juez ya tenía lista la sentencia”, algo que jurídicamente es correcto pero que le pareció llamativo.

Además, consideró que la demanda de la que fue objeto es una “retaliación” política contra el opositor movimiento CREO, al que pertenece, encabezado por el exbanquero Guillermo Lasso, quien ha anunciado públicamente que quiere ser candidato a la presidencia del país para las elecciones de 2017.

Lasso, precisamente, deberá responder el 15 de septiembre ante otra denuncia, en su caso presentada por el secretario nacional de Educación, Ciencia y Tecnología, René Ramírez, mientras que el presidente de CREO, César Monge, también ha sido objeto de “algunas demandas”, indicó Del Pozo.

“Quieren amedrentarnos, quieren acallarnos, quieren disminuirnos y eso no va a suceder en nuestro caso particular en el movimiento CREO”, remarcó el edil, quien insistió en que este “es un tema netamente político” que obedece a que su movimiento tiene posibilidades de alcanzar la presidencia de la República en las elecciones de 2017.

Del Pozo dice que no ha hecho manifestación alguna en descrédito del mandatario, por lo que no va a pedir disculpas públicas por sus declaraciones, al menos en tanto se sustancia su recurso de apelación ante la Corte Provincial y, eventualmente, incluso ante la Corte Nacional de Justicia y en instancias internacionales.

Para el joven político, de 30 años, quienes participan en la vida pública toman decisiones que pueden generar posiciones a favor, en contra y también críticas.

“Uno, como político, tiene que estar sujeto a esas críticas, aceptarlas y, hasta cierto punto, dejarlas de lado”, apostilló. EFE

Publicidad