Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rafael Correa ofrece dejar una nación ‘en marcha’ a su sucesor

Guayaquil (Guayas), 15 de enero 2017.- El Presidente de la República, Rafael Correa, asistió al acto de conmemoración de los 10 años de la Revolución Ciudadana, que se realizó en la ciudad de Guayaquil. Miles de simpatizantes asistieron a ese acto de celebración de la llamada Década Ganada. Lo acompañaron el ex Vicepresidente, Lenín Moreno, y el compañero Jorge Glas. Foto: Pablo Reinoso / Presidencia de la República

Los tres llegaron con camisa blanca: Jorge Glas, Lenin Moreno y el presidente Rafael Correa. Estaban sonrientes. Había música, cantos, globos, papel picado. Era una fiesta que desde temprano disfrutaron los simpatizantes de Alianza PAIS que se concentraron ayer en la av. 9 de Octubre, para celebrar los 10 años del Gobierno en medio de una campaña electoral.


Publicidad

La arteria principal amaneció cercada por ambos extremos y custodiada por policías. El camino libre estaba destinado solo para el ingreso, primero, del vicepresidente Glas, que cerca de las 09:20 apareció con su esposa. Minutos después lo hizo Moreno con su cónyuge.

Los militantes, que en su mayoría mostraban pancartas y banderas con frases como “Lenin presidente”, intentaban entre apretujones abrazarlos, saludarlos, tomarse fotos o estrecharles las manos.

El presidente avanzó desde el parque Centenario en un camión hasta la calle Pichincha. Ahí, pasadas las 10:00, se bajó para estar más cerca de sus seguidores. Ya en la tarima se saludó con el binomio presidencial Moreno-Glas, mientras se escuchaba “mía como mi madre con infinito amor”.

Desarrollo social, infraestructura, seguridad, calidad del Estado, cuidado ambiental, sistema de justicia, seguridad social, equidad de género y política internacional fueron mencionados por Correa entre sus logros durante el discurso que duró cerca de media hora.

“Los trabajadores duplicaron sus salarios, los empresarios triplicaron sus ganancias, nuestros campos y ciudades mejoraron ostensiblemente y el desarrollo social ha sido impresionante…”, expresó.

Dijo que durante estos diez años se han invertido cerca de 85 mil millones de dólares en todos los sectores y que en el 2016, pese a las dificultades, se inauguró una obra por día.

“No paramos, ni pararemos”, señaló Correa, y anunció para esta semana la entrega en Guayaquil del hospital del Guasmo sur, con casi 500 camas.

El mandatario señaló que se ha superado la recesión y para este 2017 se prevé un crecimiento del 1,4%. “Dejaremos al próximo Gobierno una economía en crecimiento y estabilizada”, agregó.

Dijo que en los últimos meses el Gobierno ha enfrentado el más grave caso de corrupción “que los avergüenza”, pero que han sido los primeros en combatir. “También estamos escandalizados y dolidos ante los últimos episodios de corrupción, sufrimos la decepción de haber sido robados…”, dijo Correa.

El mandatario pidió estar atentos para no caer en la trampa de los “mediocres de siempre” que ante la falta de propuestas quieren reducir la campaña en acusaciones de corrupción. “Si tienen pruebas, que las presenten”, añadió.

En tanto, el exvicepresidente Moreno destacó el liderazgo del mandatario y animó a los presentes a repetir: “Correa, amigo, el pueblo está contigo”.

La intervención del vicepresidente Glas fue corta, de unos nueve minutos. Agradeció por ser parte de esta década y señaló que aún faltaba un largo camino. “La revolución continúa, mi voz no me permite hablar mucho más, pero vamos por otra década”, dijo.

En las tres intervenciones se escucharon gritos de “una sola vuelta, una sola vuelta”. (I)