Ecuador. Miércoles 26 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Supercom “desecha” denuncia contra el medio oficialista El Telégrafo

Foto: Captura del portal web de la supercom.gob.ec

La Superintendencia de la Información y Comunicación a través de su portal web informó el viernes 12 de mayo que se desechó una denuncia contra el medio oficialista El Telégrafo.


Publicidad

La denuncia fue presentada el pasado 31 de marzo por Pamela Guerrero Ronquillo, representante de la Federación de Estudiantes Universitarios de Ecuador (FEUE), y el señor Serginho Paolo Vega López, quienes afirmaron que el medio oficialista desprestigió al ex candidato Guillermo Lasso, infringiendo lo dispuesto en los artículos 10, numeral 4, literales j); y, 26 de la LOC.

Los abogados de los denunciantes fueron José Israel Moreno Ladines y Marcela Soledad Estrella Bucheli mientras que del medio oficialista fueron, las abogadas María Gabriela Franco San Lucas y Lorena Elizabeth Donoso Rivera.

La defensa del medio oficialista sostuvo que no “hubo afectación directa a la honra, prestigio y credibilidad de los denunciantes con las publicaciones emitidas“. Además indicaron que el medio cumplió con los presupuestos constitucionales y legales al “difundir notas sobre el feriado bancario, un hecho conocido por toda la sociedad, por lo cual no hubo linchamiento mediático”, por esto se pidió el archivo de la denuncia.

Paralelo a la defensa, la abogada de los denunciantes aseveró que El Telégrafo incumplió dichos presupuestos constitucionales y legales, ocasionando un supuesto desprestigio a la honra del candidato Guillermo Lasso. Agregó que al haber ocho publicaciones reiteradas presuntamente se cumplieron los requisitos para un linchamiento mediático. Como prueba presentó los artículos de periódico y un CD que circuló con el rotativo sobre el feriado bancario.

Como resultado del análisis de los elementos jurídicos, se determinó que los denunciantes carecen de “legitimación activa”, es decir, no son los titulares de los derechos de Guillermo Lasso, debido a que la abogada de los denunciantes aseguró durante la audiencia de sustanciación: “…no conozco a la persona y no vengo aquí como representante, no tengo ningún poder que a mí me faculte estar aquí en representación de Guillermo Lasso”.

Por esto, la Superintendencia recordó que “la persona que sienta que ha sido desprestigiado, afectando a su honor y buen nombre, es quien debe hacer valer su derecho, por lo que mal se podría llegar a creer que un tercero puede ejercitar un derecho que es personalísimo”.

(I)