Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscalía acusa al tío de Glas de recibir coima de Odebrecht por todos los contratos en Ecuador

Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas, el momento de su captura, el 2 de junio de 2017, en Guayaquil, Foto de procedencia indeterminada, difundida en Twitter.

La justicia ecuatoriana ordenó hoy la prisión preventiva para los cinco detenidos el viernes dentro de las investigaciones del llamado caso Odebrecht, en el que se indagan presuntos sobornos de la firma brasileña en el país andino, informó la Fiscalía.


Publicidad

“Jueza de Garantías Penales dictó prisión preventiva contra 5 procesados y arresto domiciliario para 1 de ellos. #CasoOdebrecht”, escribió hoy la Fiscalía en su cuenta de Twitter en la que añadió que se dispuso a los procesados la prohibición de enajenar bienes y la inmovilización de cuentas bancarias.

El arresto domiciliario se dictó para Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas, por tener 68 años de edad. El juez también dictó orden inmediata de libertad para el exalcalde de Latacunga, José Rubén Terán Vásconez, hermano de Mauro Terán Vásconez, exasesor del alcalde Mauricio Rodas (y también detenido por el Caso Odebrecht)  por no existir elementos para formular cargos “en este momento”.

Según Diana Salazar, de la recién creada Unidad de Transparencia y Lucha contra la Corrupción en la Fiscalía, Ricardo Rivera habría recibido sobornos por cerca de $13 millones por parte de la constructora Odebcreht como pagos por todos los contratos que suscriba la compañía en Ecuador. Estos dineros habrían sido entregados a través de empresas ecuatorianas, como Diacelec, Para cometer el ilícito, apunta la fiscal, el sospechoso se habría aprovechado de la relación de parentesco que mantenía con un “alto funcionario” del gobierno.

La audiencia de formulación de cargos duró dos horas y media. Se instaló a las 02:25 del sábado y finalizó pasadas las 05:00. La Fiscalía precisó que la instrucción fiscal “por asociación ilícita” durará noventa días. A la audiencia en la Unidad de Flagrancia, al norte de Quito, llegó la ministra de Justicia, Rosana Alvarado.

Capturas en Quito, Guayaquil y Latacunga

Sin identificar a ninguno de los detenidos “por respeto al debido proceso”, la fiscal subrogante, Thania Moreno, informó ayer de que en una serie de allanamientos en las ciudades de Quito, Guayaquil y Latacunga, se detuvo a cinco personas en el marco de las investigaciones vinculadas al caso Odebrecht.

Sin embargo, se conoció ampliamente que durante la madrugada de ayer la Policía allanó el departamento de Ricardo Rivera,  tío del vicepresidente Jorge Glas, en las Lomas de Urdesa, al norte de Guayaquil.

“Hay un familiar, tío, que está siendo sujeto de investigaciones. Una vez más, como he actuado toda mi vida, que se investigue”, dijo Glas poco después de conocerse sobre las detenciones y exigió “que la justicia actúe” y “que investigue todo”.

Los allanamientos y detenciones se dieron después de que la Procuraduría brasileña revelara, a condición de sigilo, los resultados de una indagación del caso a varios fiscales latinoamericanos, entre ellos el ecuatoriano, Carlos Baca.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó de que la constructora brasileña Odebrecht había supuestamente pagado unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido Ecuador.

El informe del Departamento de Justicia indicó que en Ecuador, entre 2007 y 2016, la constructora presuntamente pagó sobornos por valor de más de 35,5 millones de dólares a “funcionarios del Gobierno”, lo que supuestamente le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

El fiscal Baca aseguró ayer que “los detenidos y las empresas allanadas formaron parte de una trama de crimen organizado que involucró y tuvo como eje central a la empresa Odebrecht”.

Señaló que entre los involucrados hay quienes gozan de “fuero de Corte Nacional de Justicia”, por lo que adelantó que volverá a Brasil “para continuar la recepción de versiones y recolección de evidencias”, en un trabajo coordinado con la Procuraduría General de Brasil.

En un comunicado, el movimiento oficialista Alianza País (AP, de izquierda), que lidera el jefe de Estado, Lenín Moreno, expresó su apoyo a la “lucha frontal” contra la corrupción “de cualquier procedencia”.

“Que los corruptos afronten las consecuencias de sus actos y paguen por ellos y, especialmente, que quienes hayan traicionado de esta manera la fe pública, valiéndose de su condición de funcionarios, sea cual fuera su procedencia política, reciban la condena que merecen”, añadió.

Tras conocerse sobre los arrestos con fines de investigación, el líder opositor Guillermo Lasso expresó su esperanza de que las primeras acciones desarrolladas sobre este caso sean solo el “inicio” de otras “concretas y efectivas”.

Lasso consideró que los ecuatorianos ven “con mucha expectativa las primeras detenciones” en torno al caso Odebrecht, pero insistió en que es “indispensable” que se revele la lista de todos los supuestos sobornados por la firma brasileña.

“Tolerancia cero, caiga quien caiga”, subrayó el también excandidato presidencial Lasso y adelantó que su grupo político “CREO” apoyará desde la oposición toda iniciativa que garantice la lucha contra la corrupción.

  • Con reportes de EFE