Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lasso da por terminada alianza con SUMA

Mauricio Rodas y Guillermo Lasso, en un encuentro casual en Radio Carrusel, en 2013. Foto publicada por la agencia pública Andes.

El excandidato a la presidencia, Guillermo Lasso, a través de un comunicado a la ciudadanía, ha dado a conocer que la alianza que mantenía con SUMA ha llegado a su fin.


Publicidad

La ruptura según el comunicado es porque SUMA “no ha llevado a la práctica legislativa los principios que la inspiraron, como quedó demostrado en la votación de ayer”, en referencia a la aprobación, con los votos de SUMA, del proyecto de ley que prohíbe que los funcionarios públicos y las autoridades de eleceión popular, posean bienes en paraísos fiscales, pudiendo incluso ser destituidos.

El tema fue propuesto en consulta popular, durante la anterior campaña electoral, por el Presidente Rafael Correa. CREO sostiene que el objetivo era minar al candidato Guillermo Lasso. El jefe de la bancada de CREO, Roberto Gómez, sostuvo el jueves que se trata de una ley en contra de Lasso, con el objeto de impedir una nueva candidatura presidencial.

El comunicado dice lo siguiente:

Las alianzas deben basarse en principios compartidos, y ser medios para la realización de los mismo. Caso contrario, su existencia pierde sentido. Más aún: la solidez de un los políticos.

Cuando hicimos nuestra oferta de campaña, fuimos claros: nosotros creemos en la soberanía que cada ecuatoriano ejerce sobre su destino, que la corrupción se combate persiguiendo a quienes roban recursos del Estado, a quienes se aprovechan de su cargo para enriquecerse, a los que huyen cargados de dinero ajeno, y no restringiendo la libertad de ahorrar o invertir sus recursos bien habidos de las personas honestas de este país.

No podemos prestarnos en consecuencia a maniobras legislativas que, de forma inconstitucional, restringe derechos electorales de los ciudadanos y no hacen nada por combatir los verdaderos problemas que aquejan al país: la corrupción rampante y la crisis económica.

Por estas razones, considero que la alianza con SUMA ha perdido sentido, porque no ha llevado a la práctica legislativa los principios que la inspiraron, como quedó demostrado en la votación de ayer. Porque seguir con la misma pese a lo acontecido, sería engañar a la ciudadanía por mantener apariencias. Porque es el deber de todo político ser frontal y coherente. Porque los pactos entre políticos deben tener un contenido ético claro y transparente.

 

(I)