Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Policía de Andorra concluye que Odebrecht sobornó a Alecksey Mosquera

Alecksey Mosquera

Alecksey Mosquera, exministro de Electricidad con el expresidente Rafael Correa, se presentó en enero de 2011 ante la Banca Privada de Andorra (BPA) como un ingeniero mecánico. Justificó con esta profesión la apertura de una cuenta en esta entidad donde cobró una comisión de un millón de dólares (863.000 euros). El pagador, como en otros centenares de casos, fue Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción que ha protagonizado la mayor trama de sobornos de América.


Publicidad

Oderbrecht pagó 200 millones de dólares en comisiones ilegales a políticos, funcionarios, empresarios y presuntos testaferros de ocho países de Latinoamérica a través de la Banca Privada de Andorra (BPA), entre esos Ecuador, según informes confidenciales de la Policía de este Principado.

Un reciente informe de la Policía de Andorra remitido a la juez que indaga los tentáculos del caso Odebrecht en este país de Europa, Canòlic Mingorance, concluye que el exministro Mosquera y el empresario quiteño Marcelo Raúl Endara recibieron pagos ilegales y sobornos de la constructora.

Pasaporte entregado a la Banca Privada d ´Andorra (BPA) por el exministro Alecksey Mosquera para abrir su cuenta.

Pasaporte de Marcelo Raúl Endara.

Tres empresas panameñas de Endara movieron un millón de dólares (863.000 euros) de Klienfeld, una de las dos sociedades que utilizó la constructora brasileña para el pago de sus comisiones ilegales en la BPA. El Gobierno de Andorra intervino en marzo de 2015 esta entidad por blanquear capitales de redes criminales. Y este Principado, ubicado en los Pirineos, fronterizo con España y Francia atenazado por la presión internacional, acabó con el secreto bancario el pasado año.

Según el periódico, ha tenido acceso a la documentación confidencial que políticos, altos cargos de la Administración, funcionarios, abogados y testaferros de Ecuador, Perú, Panamá, Chile, Uruguay, Colombia, Brasil y Argentina presentaron a la BPA para abrir sus cuentas secretas.

Odebrecht, según las fuentes, transfirió a estos depósitos sobornos millonarios que enmascaró como servicios que nunca prestó.

El escándalo de Oderbrecht ha destapado sobornos en 12 países de de Latinoamérica y África, incluido Brasil, por valor de 788 millones de dólares, según documentos publicados el pasado 21 de diciembre por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Esta información ha afectado a los presidentes Michel Temer (Brasil), Juan Manuel Santos (Colombia) o Danilo Medina (República Dominicana) y a los exmandatarios Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil) y Ollanta Humala (Perú), en prisión por este escándalo.

Según la información periodística, la BPA de Andorra y el Meinl Bank de Antigua y Barbuda fueron los principales bancos utilizados por la compañía de Marcelo Odebrecht, que está en prisión, para pagar los sobornos a personajes clave en la adjudicación de obra pública.

Las pesquisas policiales y judiciales han revelado que Odebrecht utilizó las sociedades “off shore” Aeon Group y Klienfeld Services Limited para pagar los sobornos a políticos y funcionarios.

Además, según la investigación del periódico español, gestores de la BPA constituyeron sociedades en Panamá para ocultar a los titulares reales de las cuentas bancarias.

La investigación periodística desvela transferencias a familiares y personas cercanas a mandatarios latinoamericanos, como los padres del exministro panameño Demetrio Papadimitriu (cerca de diez millones de dólares) o el exvicepresidente de la empresa estatal Petróleos del Perú Miguel Atala Herrera durante la presidencia de Alan García (8,5 millones de dólares).

También cita como sobornados al exministro colombiano Gabriel García Morales ( 6,5 millones de dólares), entre otros.

La conexión de la BPA con Odebrecht pasa, según desvela El País, por el antiguo responsable del banco andorrano en Uruguay Andrés Norberto Sanguinetti Barros, alias Betingo. EFE