Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Inician extracción de combustible de crucero encallado

ROMA (AP) — El crucero Costa Concordia está lo suficientemente estable en el lecho rocoso para que los rescatistas comiencen el bombeo de combustible de los gigantes tanques a partir del martes, informaron funcionarios.


Publicidad

En el crucero, cuyo casco fue dañado por un arrecife y quedó lleno de agujeros hechos por los buzos en busca de desaparecidos, se encontraron dos cuerpos más el lunes, 10 días después del accidente. Los cadáveres de dos mujeres fueron encontrados en el café internet del crucero de lujo, ahora 17 metros (55 pies) bajo el agua.

Mesas, escritorios, sillas con elegantes tapices y gabinetes flotaban en el océano mientras los buzos sacaban los muebles por los agujeros para despejar el espacio para explorar dentro de la nave.

Hasta el momento, se han encontrado 15 cadáveres, la mayoría en la parte sumergida de la nave, mientras que otras 17 personas siguen desaparecidas. Las autoridades dijeron que los reportes previos acerca de que una mujer húngara que no estaba registrada había llamado a amigos suyos desde el navío antes de que escorara eran infundados.

El Concordia chocó contra un arrecife y se volcó el 13 de enero cerca de la costa de una pequeña isla toscana llamada Giglio con 4.200 pasajeros y tripulantes a bordo en un trayecto por el Mediterráneo.

Rescatistas expertos recibieron luz verde el lunes para empezar pronto a bombear el combustible de los tanques de doble línea del Concordia. La operación para extraer el combustible tomará semanas y tiene por objetivo evitar una posible catástrofe ambiental en las aguas de Giglio, parte de un área protegida de un parque marino de siete islas.

Según funcionarios, el bombeo del combustible puede realizarse mientras los buzos continúan la búsqueda de los desaparecidos, ya que según instrumentos de lectura el Concordia no corre el riesgo de deslizarse a aguas más profundas y ser tragado por el mar.