Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Actividad del Tungurahua no deja de preocupar a las autoridades

Volcan Tungurahua. Foto de EFE.

Quito, 15 mar (EFE).- La actividad del volcán Tungurahua no deja preocupar a las autoridades ecuatorianas, que mantienen en vigor medidas de seguridad y planes de contingencia que se activan en momentos en que se reactiva este coloso de los Andes.


Publicidad

Esa premisa se cumple actualmente cuando la “Mama” (Madre, en quichua), como le conocen a este volcán, experimenta un pulso de alta actividad.

Lira Villalba, gobernadora (representante del Ejecutivo) en la provincia de Tungurahua, explicó hoy a Efe que el volcán mantiene una alta actividad con la generación de explosiones y la emisión casi constante de gases y ceniza.

Un último informe del Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional, que vigila el comportamiento de la montaña, asegura que en las últimas 24 horas se han registrado 40 explosiones de intensidad entre moderada y baja, además de cinco episodios de tremor o temblor constante por las emisiones.

Asimismo, el informe señala que se han registrado 180 sismos leves de “largo periodo”, relacionados por el movimiento de fluidos en su interior, y dos vulcano tectónicos, por la fractura interna de rocas.

Para Villalba, uno de los problemas más importantes que genera este tipo de eventos es la caída de ceniza sobre los poblados y zonas agrícolas y ganaderas situadas en los alrededores de la montaña.

Ante este tipo de circunstancias, “nuestras instituciones están listas para atender la emergencia”, tanto en la protección de los habitantes como en la provisión de alimento para el ganado, señaló Villalba.

Recordó que desde diciembre pasado, cuando el Tungurahua registró un aumento de la actividad, se mantiene en vigor un estado de “alerta naranja”, de precaución, que implica una serie de medidas que buscan la seguridad de los habitantes.

Además de la vigilancia cercana sobre las condiciones eruptivas de la montaña, Villalba mencionó la ejecución de talleres de capacitación para la comunidad, entre otras actividades.

“No podemos alterar” el ritmo normal de las actividades, pero “debemos estar preparados” para cualquier eventualidad, remarcó la gobernadora al señalar que el volcán Tungurahua, pese al peligro que conlleva su proceso eruptivo, también ha atraído al turismo.

Sobre todo en la ciudad de Baños de Agua Santa, situada al pie del coloso, y que es considerado el mayor polo de atracción turística del país.

Las espectaculares explosiones que genera el Tungurahua atraen a turistas nacionales y extranjeros, dijo Villalba al señalar que ello supone también que se deben extremar los cuidados y la aplicación de los planes de protección y contingencia. EFE