Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los dos médicos tratados con el suero experimental superan el ébola

El doctor Kent Brantly junto con su esposa Amber en una conferencia de prensa tras salir del hospital en Atlanta el jueves 21 de agosto del 2014. (Foto AP/John Bazemore)

Dos estadounidenses que contrajeron ébola en Africa fueron dados de alta del hospital en Atlanta donde fueron tratados. Ambos fueron los primeros pacientes de ébola en ser tratados con el fármaco experimental ZMapp.


Publicidad

El doctor Kent Brantly, de 33 años, salió el jueves del hospital Emory University, y Nancy Writebol, de 59, salió el martes.

Brantly trabajaba para el grupo Samaritan’s Purse y Writebol para SIM.

“Hoy es un día milagroso”, exclamó Brantly al salir del centro médico.

El esposo de Nancy Writebol, David, dijo en un comunicado que ella está libre del virus pero débil, por lo cual se decidió que ella saldría del hospital antes y en privado, para descansar y recuperarse en un lugar no difundido.

El doctor Bruce Ribner, director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital, dijo en conferencia de prensa que los dos pacientes no presentan un riesgo de salud pública.

“Estoy eufórico de estar vivo, de estar bien, de estar con mi familia. Como misionero médico jamás pensé que estaría en esta situación”, declaró Brantly al salir.

Brantly tuvo la voz entrecortada y le salieron lágrimas en varias ocasiones cuando agradecía al Samaritan’s Purse y al equipo médico de Emory. La pareja abrazó a los médicos y bromeó con ellos. Luego estallaron los aplausos cuando se despidieron. Brantly dijo que saldría de la ciudad con su familia para continuar con la recuperación.

En su comunicado, David Writebol dijo que su esposa está “sumamente contenta sabiendo que hay tanta gente alrededor del mundo rezándole a Dios para que se recupere. Su salida del hospital, libre de la enfermedad, es potente testimonio de la Gracia del Señor en épocas de sufrimiento”.

Brantly fue sacado de Liberia el 2 de agosto y Writebol tres días después. Ambos se enfermaron al trabajar en la clínica de misioneros en la capital de Liberia.

Kent Brantly y Nancy Writebol fueron las dos primeras personas en recibir el ZMapp, que hasta entonces sólo había sido probado en monos, y que también se le aplicó al sacerdote español Miguel Pajares, que falleció. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el brote de la actual epidemia tiene una mortalidad del 60% y que en África también hay muchos enfermos que se recuperan del virus, sin tratamiento alguno más que el reposo.

El ébola ha matado a 1.350 personas en África.

Entretanto retornó la calma al barrio de West Point en la capital liberiana que fue sellado por el gobierno en un intento desesperado por contener el brote de ébola, al día siguiente de los choques de vecinos con las fuerzas militares y policiales que imponían la cuarentena.

Tres liberianos que están recibiendo el mismo tratamiento en su país —los únicos africanos que han recibido el fármaco hasta ahora— exhibían “señales muy positivas de recuperación”, dijo el Ministerio de Información a principios de la semana. Un español que recibió el tratamiento murió. Las existencias del medicamento están agotadas, dijo el fabricante estadounidense.