Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gambia dicta cadena perpetua para homosexualidad “con agravantes”

Protesta en Kenia contra la ley antihomosexual de Uganda, el pasado 10 de febrero. / EFE

Nairobi, 10 sep (EFE).- Las organizaciones defensoras de los derechos humanos Amnistía Internacional y Human Rights Watch pidieron hoy al presidente de Gambia, Yahya Jammeh, que no firme una nueva norma que prevé penas de cadena perpetua para quienes cometan actos homosexuales “con agravantes”. Serán castigadas, por ejemplo, las relaciones homosexuales con menores de 18 años o las de una persona con VIH.


Publicidad

La modificación del Código Penal anunciada por Gambia contribuirá a aumentar el clima de terror en la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transexual e intersexual (LGBTI) en este pequeño país de África Occidental enclavado en el interior de Senegal, según un comunicado conjunto de estas ONG.

La Asamblea Nacional gambiana aprobó la ley que modifica el Código Penal el pasado 25 de agosto, y el presidente -quien en el pasado ha tachado a los homosexuales de “bichos”- cuenta con 30 días para firmarla o devolverla al Parlamento para su revisión.

1000px-LocationGambia.svgAunque las relaciones consentidas entre personas del mismo sexo ya son consideradas un crimen en Gambia, esta nueva norma introducirá penas todavía más duras para los homosexuales.

El cargo de homosexualidad “con agravantes”, que estará penado con la cadena perpetua, no queda bien definido en la modificación legal, por lo que dejará abierta la puerta a los abusos de autoridad.

“Agresores reincidentes” y gays con el VIH serán los más susceptibles de ser condenados de acuerdo con esta nueva cláusula legal.

La normativa viola las convenciones internacionales en materia de derechos humanos y aumentará la persecución de este colectivo, al igual que lo hizo la polémica “ley antihomosexuales” de Uganda, anulada por la Justicia del país el pasado agosto.

“La Asamblea Nacional de Gambia y el presidente no deberían apoyar esta homofobia patrocinada por el Estado”, advirtió el director adjunto de Amnistía Internacional en el Oeste y Centro de África, Stephen Cockburn.

Para el director del área de Derechos de la comunidad LGTB en Human Rights Watch (HRW), Graeme Reid, “esta nueva ley estigmatizará a personas que ya están marginadas y viven en un clima de profundo terror”.

Ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente gambiano declaró hace un año: “Aquellos que promueven la homosexualidad quieren acabar con la humanidad; se está convirtiendo en una epidemia que musulmanes y africanos deberemos combatir”.

El presidente de Gambia no ha ahorrado insultos al colectivo, víctima de ataques violentos: “Por lo que a mí respecta, LGTB significa lepra, gonorrea, tuberculosis y bacterias, las cuales son un peligro para la existencia de los seres humanos”.

“Lucharemos contra estos bichos llamados homosexuales o gays de la misma forma que luchamos contra los mosquitos causantes de la malaria, si no de forma más agresiva”, remachó.

En 2012, las autoridades gambianas arrestaron a 18 hombres y mujeres en una redada en un local de ambiente, que fueron acusados de cometer “actos antinaturales” y “felonía”. EFE