Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Científicos en Galápagos buscan restablecer la especie del Solitario George

Tortuga gigante. Foto de Archivo, La República.

Puerto Ayora, 14 oct (Andes).- El Solitario George, de la especie Chelonoidis abingdoni (de la isla Pinta), fue una de las tortugas gigantes de las islas Galápagos que se convirtió en ícono mundial. El quelonio no dejó descendencia al morir en junio del 2012, pero científicos aseguran que podrán ‘resucitar’ su especie a través de ensayos genéticos.


Publicidad

El proyecto se planteó para 2014, pero un problema presupuestario obligó al Parque Nacional Galápagos a extender la investigación por un año más.

La reproducción en cautiverio de parientes genéticos será la forma de obtener individuos puros de especies de la isla Pinta y Floreana, dos de las cuatro especies extintas (las otras son Santa Fe y Fernandina).

“Se colectarán individuos híbridos del volcán Wolf, que son los que más similitud tienen a los de Floreana y Pinta (…) Se harán trabajos de laboratorio a nivel de genética con la finalidad de identificar la carga de linaje”, contó a la agencia Andes, Galo Quezada, quien forma parte del Centro de Investigación Aplicada del Parque Nacional Galápagos.

Se estima que George tenía más de 100 años cuando murió por causas naturales. Era el único sobreviviente de su especie que provenía de la isla Pinta, donde fue encontrado en 1972. Durante décadas, los científicos intentaron infructuosamente su reproducción y de ahí nació el nombre de “solitario”.

Quezada explicó que las especies que están en el volcán Wolf son genéticamente parecidas a las extintas. Los encargados del programa de investigación manifestaron que al menos 17 tortugas híbridas tienen genes de Pinta y alrededor de 280, de Floreana. En varios casos poseen hasta 90% de los genes de la especie original.

“Esto podría calificarse como una esperanza para restablecer la especie de George”, dijo Quezada. Explicó que el proceso para lograr establecer las dos especies extintas “va a llevar máximo 10 años … pero vamos a trabajar capturando individuos híbridos con un trabajo en cautiverio. Se trabajará genéticamente para irlos clasificando de acuerdo al linaje, en el corto plazo se tendrá una población de híbridos y en el largo plazo individuos puros”, agregó.

Una tarea para evitar la extinción

El trabajo para reproducir tortugas se realiza en el Centro de Crianza del Parque Nacional Galápagos que tiene una amplia experiencia en establecer poblaciones de estos animales. En los años sesenta inició sus labores con la población de tortugas de la isla Española, capturando 15 especies, y se logró la reproducción en cautiverio de más de 2.000 individuos para luego devolverlos a su hábitat natural.

“Actualmente tenemos tres especies de tortugas, pintadas con colores para identificarlas (…) se hacen incubaciones, tenemos reproductores en cautiverio, se cogen los huevos y se los incuba (…) de julio a noviembre ponen dos o tres nidos, con cinco huevos cada uno”, señaló Fausto Llerena, del Centro de Crianza del Parque, sitio que actualmente alberga a más de 1.000 tortugas.

Llerena es casi tan conocido como el Solitario George porque fue su cuidador durante años. Tras la muerte de la emblemática tortuga, el cuerpo del quelonio fue disecado y hoy se expone en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York hasta enero cuando volverá al parís para ser exhibido.

En el Centro de Crianza, las tortugas pasan alrededor de cuatro años. Los primeros dos años son alimentadas tres veces al día, y poco a poco se desprenden de la dependencia del humano para buscar su propia comida y agua. De esta forma, cuando son devueltos a la naturaleza, tienen toda la destreza para sobrevivir.

Las tortugas forman parte de las especies únicas que representan un gran atractivo turístico de las islas Galápagos. El archipiélago se encuentra 972 kilómetros al oeste de la costa ecuatoriana, en el océano Pacífico. Está compuesto por 13 islas grandes, seis medianas y 215 islotes. Tiene una superficie de 45.000 kilómetros cuadrados y una población de 25.000 personas. Fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad en 1978 por la Unesco.

Video relacionado

 

Fuente: Andes