Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El papa visita Sri Lanka y Filipinas para reiterar su interés por Asia

El papa Francisco. Foto: EFE/Claudio Peri

Ciudad del Vaticano, 8 ene (EFE).- A pocos meses de su visita a Corea del Sur, el papa Francisco vuelve a manifestar su interés por Asia como el continente que representa el futuro para la Iglesia católica con un viaje a Sri Lanka y Filipinas, del 12 al 19 de enero.


Publicidad

El papa y santo Juan Pablo II señalaba que el tercer milenio del cristianismo se encuentra en este continente, donde los católicos no superan el 3,2 por ciento de la población, pero sin embargo existe una Iglesia participativa y cada año aumentan los practicantes.

Un testigo que ha retomado Francisco, un papa poco eurocéntrico, pero además con un espíritu jesuita inclinado por las misiones y sobre todo en Asia.

Francisco es un admirador del jesuita Matteo Ricci (1552-1610) y de su trabajo de evangelización en China dentro del respeto de la cultura local y, por ello, en su juventud pidió viajar a Japón para participar en las misiones.

Hacía 15 años que un papa no viajaba a Asia, a Benedicto XVI no le dio tiempo, mientras que Francisco en sus casi dos años de pontificado viajará dos veces con tan sólo cinco meses de diferencia.

Además, este viaje será una nueva mano tendida a China, que con Francisco se ha mostrado menos inflexible después de que en 2013 el papa felicitase al presidente Xi Jinping en ocasión de su designación y durante el vuelo a Corea se autorizase al avión papal sobrevolar territorio chino y hubiese intercambio de telegramas.

Filipinas es el único país asiático con mayoría de católicos, mientras que en Sri Lanka hay una mayoría budista y una comunidad cristiana en dificultad. El último viaje de un papa fue el de Juan Pablo II en 1995.

Además ambos países responden al interés de Francisco por las que llama “periferias” tanto “territoriales” como “existenciales”, y además en el caso de Sri Lanka con un largo conflicto interno para el que el papa instará a la reconciliación.

En este país comenzará su viaje, a donde llegará el 13 de enero al aeropuerto internacional de Colombo y esa misma mañana se reunirá con los obispos del país en el arzobispado y después visitará al presidente de la República, que será elegido en las presidenciales del 8 de enero.

Finalizará la primera jornada con un encuentro interreligioso en el Bandaranaike Memorial International Conference Hall.

El miércoles 14 se celebrará una misa en el Galle Face Green de Colombo para la canonización del beato José Vaz, el primer santo de Sri Lanka.

Desde allí se trasladará en helicóptero a Madhu, donde tendrá lugar una oración mariana en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario.

Se convertirá así en el primer papa que visitará el territorio, de mayoría tamil (en el norte del país), donde Bergoglio con seguridad instará a la reconciliación entre cingaleses y los tamiles que durante veintiséis años (1983-2009) han combatido dejando profundas heridas en la antigua Ceilán.

El jueves día 15 terminará su visita en Sri Lanka con una oración en la capilla de Nuestra Señora de Lanka en Bolawalana.

A las 9 de la mañana saldrá en avión con destino a Manila, donde llegará a las 17.45 hora local.

El viernes 16, tras la visita de cortesía al presidente, Benigno Aquino, se celebrará un encuentro con las autoridades y el Cuerpo Diplomático en la Rizal Ceremonial Hall del palacio presidencial.

Desde allí se trasladará a la catedral de la Inmaculada Concepción de Manila para celebrar la santa misa con los obispos, sacerdotes, religiosas y religiosos.

La actividad del santo Padre seguirá en la tarde con un encuentro con las familias en el Arena Mall de Asia en Manila.

El sábado 17 Francisco viajará en avión hacia Tacloban, donde celebrará la santa misa y almorzará con algunos supervivientes del tifón Yolanda en la residencia del arzobispo de Palo.

Al finalizar este encuentro, visitará un centro para necesitados y celebrará un encuentro con sacerdotes, religiosas, religiosos, seminaristas y familias de los supervivientes en la Catedral de Palo.

El domingo 18, su último día en Filipinas, el papa tendrá un breve encuentro con los líderes religiosos en la Universidad Santo Tomás de Manila y a continuación un encuentro con los jóvenes en el campo de deportes de la Universidad.

Por la tarde, Francisco celebrará la santa misa en el Rizal Park de Manila y el día siguiente regresará a Roma. EFE