Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pocas pruebas sobre la caridad de Donald Trump

Foto: ego.globo.com

WASHINGTON (AP) — Donald Trump, a quien se considera el estadounidense más acaudalado que haya aspirado a la presidencia, no se encuentra ni por asomo entre los ciudadanos más generosos de Estados Unidos, según una revisión que hizo The Associated Press sobre sus registros financieros y otra documentación del gobierno.


Publicidad

Trump afirmó que donó 102 millones de dólares en dinero en efectivo y terrenos a organizaciones filantrópicas y conservacionistas en los últimos cinco años, pero su campaña ha suministrado pocas pruebas de la mayoría de dichas contribuciones y los registros impositivos de la fundación Donald J. Trump indica que Trump no ha hecho contribuciones caritativas a su propia organización desde 2008. Sin un aporte, el fondo ha continuado extendiendo subvenciones solo como resultado de contribuciones de terceros.

Aun si los 102 millones fueran ciertos, la cifra no impresionaría a los miembros de la elite acaudalada que Trump considera sus pares. Multimillonarios como Michael Bloomberg, George Lucas y Warren Buffett han donado más y además se han comprometido a donar la mayor parte de sus fortunas durante sus vidas.

No es imposible que Trump, aspirante a la candidatura presidencial republicana, haya donado dinero de manera anónima por otros medios que su fundación, pero presionada por The Associated Press para que detalle sus contribuciones, la vocera de su campaña, Hope Hicks, presentó una lista parcial de donaciones que parecen corresponderse con las de la fundación, lo que indica que Trump puede estar dependiendo del dinero ajeno para donarlo como si fuera propio.

“Dono a centenares de organizaciones de caridad y a gente que necesita ayuda”, afirmó Trump en un correo electrónico en respuesta a preguntas de The Associated Press acerca de sus donaciones. “Es una de las cosas que más me gusta hacer y uno de los grandes motivos de haber ganado mucho dinero”.

La campaña de Trump no respondió un pedido de que identifique las donaciones que el mismo Trump ha hecho. Trump no ha revelado sus declaraciones impositivas aunque otros aspirantes a la candidatura presidencial lo han hecho. Esos documentos generalmente suministran un panorama más claro acerca de su beneficencia.

Las donaciones en efectivo representan solo una décima parte de los 102 millones de dólares que Trump asegura haber donado en el último lustro. La mayoría del total proviene de transacciones relativas a terrenos. Una donación importante de tierra efectuada por Trump este año podría beneficiarlo con una deducción impositiva importante.

La fundación de Trump se inició en 1987 con el propósito de donar fondos a otras organizaciones de caridad. No tiene personal y los registros impositivos han dicho que el tiempo promedio que Trump pasa con la fundación es “mínimo”, o cero horas por semana. La fundación ha entregado 3,6 millones de dólares entre 2011 y 2013, el año más reciente del que se conocen las cifras.