Ecuador. jueves 21 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Está listo un borrador del acuerdo climático

El empresario francés Richard Attias intenta organizar con un megáfono la foto de grupo con alcaldes de varias ciudades durante un encuentro de alcaldes en el Ayuntamiento de París, dentro de la COP21, la cumbre climática de Naciones Unidas, el viernes 4 de diciembre de 2015. (AP Foto/Francois Mori)

LE BOURGET, Francia (AP) — Los negociadores que asisten a la cumbre climática aprobaron el sábado un borrador de acuerdo lleno de paréntesis y opciones contrapuestas, de manera que ahora le toca a los ministros desentrañar los desacuerdos clave en lo que se espera sea un pacto universal duradero para combatir el calentamiento global.


Publicidad

Luego que las negociaciones de la ONU en las afueras de París llegaron a medio camino, el proyecto de acuerdo fue enviado a los ministros de Ambiente y Exteriores para que lo trabajen la semana próxima.

“Hubiéramos preferido haber avanzado más a esta altura, pero el texto enviado refleja nuestras prioridades cruciales”, dijo el delegado de las Maldivas, Thoriq Ibrahim, presidente de una alianza de pequeñas naciones insulares que se encuentran en la primera línea de la lucha contra el cambio climático.

Subsiste un cúmulo de desacuerdos, referidos en su mayoría a la definición de las obligaciones expectativas de países ricos y pobres, así como los que no caben en ninguna de las dos categorías.

Aunque 184 países han presentado planes nacionales para reducir las emisiones que provocan gases de invernadero causantes del calentamiento global, resta elaborar un acuerdo legalmente vinculante que incluya esas promesas.

El principal negociador de China, Su Wei, dijo a la prensa el sábado que “todas las disposiciones, desde el preámbulo hasta las cláusulas finales, serían legalmente vinculantes”.

Por el contrario, la posición de Estados Unidos es que algunas disposiciones sean vinculantes, pero no las promesas de los países de limitar las emisiones. Los recortes de emisiones vinculantes obligarían al gobierno de Barack Obama a someter el acuerdo al Congreso, donde la mayoría republicana probablemente lo rechazaría.

Después de la conferencia de prensa, Su indicó que el asunto estaba en la mesa de negociaciones.

“Tenemos que discutir más… tratar de encontrar una solución adecuada”, dijo.

Jake Schmidt, del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, un grupo ambientalista con sede en Nueva York, dijo que el asunto se podría resolver evitando términos como “deberá” en los párrafos cruciales sobre los objetivos de emisión.

Se espera que el acuerdo de París sea un punto de inflexión en los esfuerzos del mundo para combatir el cambio climático. Desde el comienzo en 1992, las conversaciones de la ONU no han podido detener el aumento de las emisiones, principalmente por el uso de combustibles fósiles, a las que se atribuye el calentamiento del planeta. (I)