Ecuador. Jueves 30 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los republicanos preocupados por sus posibilidades

Foto: cmgwsbradiojamiedupree.

MANCHESTER, New Hampshire, EE. UU. (AP) — El aparato republicano ha flexionado sus músculos en las primarias presidenciales de New Hampshire durante años. Pero en la imprevisible elección del 2016, el libreto político estatal se ve amenazado en dos frentes.

Publicidad

El populismo temerario de Donald Trump ha encontrado eco entre los votantes y le ha permitido mantener la delantera en las encuestas de preferencia estatales durante meses. Aunque algunos políticos experimentados son bien apreciados, algunos en la elite del partido temen que ninguno surja como candidato de consenso a tiempo para las primarias del 9 de febrero, permitiendo que Trump gane una mayoría.

“Si la centroderecha no se consolida aquí, corre el riesgo de permitir que un candidato de ideología ultraderechista avance sin resistencia”, comentó Tom Rath, estratega republicano con sede en New Hampshire que apoya al gobernador de Ohio John Kasich.

Kasich compite directamente por el apoyo electoral con el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, el exgobernador de la Florida Jeb Bush y el senador de la Florida Marco Rubio. Algunos centristas aprecian a la ex directora ejecutiva de Hewlett- Packard Carly Fiorina, pero esta ha quedado rezagada con respecto a los demás.

Una victoria decisiva en New Hampshire podría reconfigurar una puja electoral dominada por la inesperada durabilidad de Trump. Una floja demostración podría dejar al partido pocas opciones para recomponerse.

La primaria está en medio de las elecciones en Iowa y South Carolina que favorecen a conservadores. Los candidatos centristas deberán sobrevivir los comicios en los estados del sur el 1 de marzo —Alabama, Arkansas, Georgia, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia— antes de que las elecciones pasen a un territorio más propicio.

Menos de dos meses antes del comienzo de la votación, algunos en el aparato partidista de New Hampshire consideran a Christie como el mejor candidato. Christie ha sido una presencia constante en New Hampshire durante meses, pese a haber sido mayormente ignorado en los círculos políticos nacionales, y ha empezado a recibir fuertes apoyos.

Trump, multimillonario agente inmobiliario y astro de la televisión realidad, ha demostrado poca simpatía por las preocupaciones del partido.

“Lo siento si les hice esto, pero van a tener que acostumbrarse”, dijo Trump en el canal Fox.

Los líderes republicanos no solamente están preocupados por Trump. Algunos se preocupan igualmente por el senador Ted Cruz de Texas, un conservador a quien algunos líderes republicanos no consideran capaz de ganar una elección presidencial.

______

Julie Pace está en: http://twitter.com/jpaceDC