Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alerta Naranja en el Tungurahua

El Tungurahua, la noche del 27 de febrero de 2016. API / JUAN CEVALLOS.

La Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) ha elevado el nivel de alerta amarilla a alerta naranja, en la zona de influencia del volcán Tungurahua. La última explosión, pasadas las 14h00, ha provocado intensa caída de ceniza en Riobamba.

Publicidad

Durante las últimas horas continúan registrándose explosiones las cuales generan emisiones de vapor gas y ceniza con una altura máxima de 4000 metros sobre el nivel del cráter y dirección al nor-occidente occidente, según el último reporte emitido por el Instituto Geofísico, pasadas las 18h00.

Un temblor de tipo vulcano tectónico ocurrido la mañana de ayer, desató un enjambre sísmico en el interior de la montaña, que para el mediodía generó una explosión acompañada de un fuerte bramido, que expulsó una columna de gases y ceniza de hasta 5 kilómetros de altura sobre el cráter.

Una segunda explosión, minutos más tarde, impulsó esa columna a unos 7 kilómetros sobre el cráter que, por efecto de los vientos, se dirigió hacia el noroeste, según indicó a Efe Francisco Vásconez, técnico del IG en el “Observatorio Guadalupe”, situado cerca del volcán Tunguarahua.

Otras cuatro explosiones se sucedieron con intervalo de minutos y una de ellas, a las 13.44 hora local (18.44 GMT), generó la salida de flujos piroclásticos (rocas candentes) que bajaron por la pendiente hasta 1,5 kilómetros bajo la cumbre.

Hasta el mediodía del sábado  se han registrado 29 explosiones, entre pequeñas y moderadas, así como también tremor asociado a emisiones intermitentes de ceniza y gas. En la noche se sucedieron varias explosiones. Alrededor de las 22h00 por un periodo corto de tiempo se pudo observar una fuente de lava, que alcanzó 500 m de altura sobre la cumbre.

Según Vásconez, esta reactivación del Tungurahua se produjo de manera súbita, ya que hasta la detección del primer sismo no se tenían datos instrumentales de actividad importante en la montaña, que había permanecido en relativa calma desde noviembre pasado.

El Instituto Geofísico ha informado de dos escenarios posibles:

Escenario 1, más probable. La actividad en el volcán continúa con explosiones, emisiones y caídas de ceniza, que en algunos momentos podrían  ser más intensas.  Adicionalmente se pueden presentar flujos piroclásticos pequeños, con un alcance limitado hasta la parte media de los flancos del volcán, similares a los ocurridos el día de ayer. Estos eventos pueden presentarse durante las próximas 2 a 3 semanas.

Escenario 2, menos probable. Que ocurra una migración de nuevo magma hacia la superficie con un volumen importante y que provoque una erupción paroxística similar a agosto 2006.

El Tungurahua, de 5.020 metros de altura y situado a unos 120 kilómetros al sur de Quito, inició su actual proceso eruptivo en 1999 y, desde entonces, ha intercalado periodos de alta actividad y lapsos de relativa calma.

Este es uno del medio centenar de volcanes que tiene Ecuador y uno de los más activos junto al Cotopaxi, El Reventador y Sangay. EFE

El Tungurahua, la noche del 27 de febrero de 2016. API / JUAN CEVALLOS.

El Tungurahua, la noche del 27 de febrero de 2016. API / JUAN CEVALLOS.

Erupción del volcán Tungurahua, el 28 de febrero de 2016. Foto del Instituto Geofísico.

Erupción del volcán Tungurahua, el 27 de febrero de 2016. Foto del Instituto Geofísico.

El volcán Tungurahua, erupcionando, el 26 de febrero de 2016.. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

El volcán Tungurahua, erupcionando, el 26 de febrero de 2016.. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

El volcán Tungurahua, visto desde el sector de Cahuaji , la tarde del sábado 27 de febrero de 2016. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

El volcán Tungurahua, visto desde el sector de Cahuaji , la tarde del sábado 27 de febrero de 2016. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

Publicidad