Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Musulmanes asisten a misa católica en Francia en solidaridad

El imán Sami Salem dirige un discurso durante una misa en la Iglesia de Santa María , en el barrio Trastévere, en Roma, Italia, el domingo 31 de julio de 2016. Musulmanes en Francia e Italia acudieron en multitudes a misa el domingo, en un gesto de solidaridad interreligiosa después de una serie de ataques de extremistas islámicos en Europa que amenazan con profundizar las divisiones religiosas. (Massimo Percossi/Ansa vía AP)

ROUEN, Francia (AP) — Musulmanes en Francia e Italia acudieron en masa a misa el domingo, en un gesto de solidaridad interreligiosa después de una serie de ataques de extremistas islámicos en Europa que amenazan con profundizar las divisiones religiosas.

Publicidad

Desde la imponente catedral gótica en Rouen, a pocos kilómetros de donde el sacerdote de 85 años Jacques Hamel fue degollado el martes por dos musulmanes radicales, a la icónica Notre Dame de París, donde el rector de la mezquita invocó una bendición papal en latín, muchos asistentes católicos a misa fueron consolados por musulmanes en su entorno.

Entrevistada afuera de la catedral en Rouen, Jacqueline Prevot dijo que los musulmanes estaban realizando “un gesto magnificente”.

“Observe toda esta comunidad musulmana que asistió a misa”, agregó. “Encuentro esto muy reconfortante”.

La televisión francesa transmitió escenas de solidaridad interreligiosa por toda Francia, con mujeres musulmanas con pañoletas sobre la cabeza y hombres judíos con kipá llenando las hileras del frente de catedrales católicas en Lille, Calais o la Basílica de Saint Denis, tradicional lugar de descanso de la realeza francesa.

Hubo escenas similares en Italia, donde Izzedin Elzir, líder de la Unión de Comunidades Islámicas de Italia, hizo un llamado a sus colegas a “tomar este momento histórico para transformar tragedia en un momento de diálogo”. El secretario general de la Confederación Islámica del país, Abdullah Cozzolino, habló en la capilla Tesoro de San Genaro; mientras que tres imanes asistieron a misa en la Iglesia de Santa María, en el barrio Trastévere, en Roma, vistiendo su ropa tradicional al ingresar al santuario para sentarse en la primera fila de bancas.

Ahmed El Balzai, imán de la mezquita de Vobarno, en la provincia italiana de Brescia, en Lombardía, dijo que no temía repercusiones por expresarse abiertamente.

“Esta gente está manchando nuestra religión y es terrible saber que mucha gente considera terroristas a todos los musulmanes. Ese no es el caso”, subrayó El Balazi. “La religión es una cosa. Otra es el comportamiento de musulmanes que no nos representan”.

Paolo Gentiloni, ministro italiano de Relaciones Exteriores, agradeció a los musulmanes italianos por su participación, y dijo que ellos “están mostrando a sus comunidades el sendero de valentía contra el fundamentalismo”.

___

Publicidad