Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Prisión preventiva para hija investigada por muerte de su madre

Prisión preventiva para hija de ginecóloga asesinada. Foto del Ministerio del Interior.

Una de las hijas de la ginecóloga quiteña Alexandra Soria es investigada por el asesinato de su madre y se ha ordenado prisión preventiva contra ella.

Publicidad

La fiscal Tania Moreno ha informado estos detalles en rueda de prensa ofrecida hoy, desde la Fiscalía del Guayas. En definitiva, Soria nunca estuvo desaparecida y existen videos de seguridad que implicarían a su hija por el asesinato.

En los videos de seguridad, según ha indicado el Ministerio del Interior en un comunicado,se ve que la occisa ingresó a su domicilio a las 21h30 aproximadamente, minutos después ingresó su hija menor, Camila C., junto a un sujeto de sexo masculino, a bordo de un automóvil Hyundai rojo. 

Alrededor de las 23h30, Camila C. y su acompañante salen en el vehículo Kia Soul, después de lo cual retornó al domicilio sola y, presuntamente, en taxi. Con estos indicios, y las inconsistencias en la versión de Camila C., se dictó la prisión preventiva.

El guardia del conjunto ha declarado que la joven le pidió borrar las grabaciones de las cámaras de seguridad. Además, esa noche habría retirado dinero de las cuentas bancarias de su madre por medio de cajeros. 

En la casa de Soria se hallaron máculas de color marrón en el piso y prendas de vestir con manchas de color marrón. Este conjunto de indicios impulsaron a la Fiscalía a solicitar al juez de turno que expida una boleta de detención con fines investigativos contra Camila C. la cual fue detenida por la Policía Naciona de forma inmediata y puesta a órdenes de un juez competente, que dispuso su prisión preventiva por 90 días.

La ginecóloga de 53 años fue encontrada este domingo 21 de agosto, en la cajuela de su Kia Soul, en el sector de Carapungo. Este vehículo estaba abandonado en la Panamericana Norte y allí lo encontró la Dinased. El cadáver de Soria tenía heridas en su cabeza, rodillas y nariz. (I)

Publicidad