Ecuador. Viernes 23 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Declaran culpable a chileno que atacó a su expareja y le arrancó los ojos

Foto: ABC.es

Santiago de Chile, 18 abr (EFE).- La justicia chilena declaró hoy culpable de feminicidio frustrado a Mauricio Ortega por la brutal agresión a su expareja, Nabila Rifo, a quien fracturó el cráneo y arrancó los dos globos oculares en mayo de 2016.


Publicidad

Ortega fue declarado culpable de feminicidio frustrado en calidad de autor por votación de mayoría en el Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad de Coyhaique, situada a unos 1400 kilómetros al sur de Santiago, y condenado de forma unánime por el delito de lesiones graves gravísimas.

En su veredicto, el tribunal manifestó que la responsabilidad de Ortega fue acreditada en el juicio “más allá de toda duda razonable” y que el relato de Rifo ofreció “coherencia, contexto y detalles” enmarcados en un “historial previo de violencia”.

La conducta agresiva, posesiva y despreciativa” de Ortega culminó en el “episodio de violencia extrema“, en el que la joven de 28 años y madre de cuatro hijos fue golpeada con bloques de cemento en la cabeza hasta quedar inconsciente, momento en el que Ortega aprovechó para arrancarle los ojos en plena vía pública.

El caso causó un inmenso impacto en Chile por su brutalidad y provocó la movilización de la sociedad civil, que se manifestó en distintas ciudades del país.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien viajó hasta Coyhaique para visitar a Rifo en el hospital tras sufrir la agresión, manifestó hoy su respaldo a la víctima y condenó la crueldad del suceso.

“Violencia sufrida por Nabila Rifo es expresión del país que no queremos. Que su sufrimiento nunca deje de conmovernos y llamarnos a cambiar”, indicó la mandataria a través de su cuenta de Twitter.

El juicio oral, que se extendió por más de un mes, se inició el pasado 13 de marzo con la declaración de Ortega, quien aseguró que “jamás” agredió a la víctima.

Su versión fue desmentida por Rifo, quien el 23 de marzo compareció ante la Corte y describió los múltiples episodios de maltratos que había sufrido.

De hecho, Ortega también fue juzgado este martes por otro episodio de violencia ocurrido en junio de 2015, cuando el sujeto concurrió hasta la vivienda en la que habitaba Rifo armado con un hacha.

Por este suceso Ortega fue condenado como autor del delito de violación de morada violenta, sin embargo, fue absuelto por el delito de amenazas.

El veredicto fue dictado por los jueces Rolando del Río, Pablo Freire y Mario Reyes, quienes se dividieron respecto a la acusación de femicidio frustrado.

Del Río, el presidente del tribunal, votó en contra de la condena a Ortega pues, en su opinión, existen contradicciones en el relato de Nabila, quien en un primer momento exculpó a su expareja y apuntó a la acción de un supuesto “joven metalero”.

“Para condenar se necesita un alto grado de certeza y no solo presunciones”, señaló el magistrado.

Por su parte, Freire indicó que la alusión al señalado agresor “metalero” se explica por la “dinámica de sometimiento y temor” a la que estaba subyugada Rifo.

La fiscalía solicitó 25 años de prisión para el acusado y recordó que la lectura de sentencia definitiva se realizará el próximo 2 de mayo. EFE

(I)