Ecuador. martes 21 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Empiezan los primeros saqueos en Florida, tras llegada de Irma

Unas almeras, recientemente plantadas, han sido arrancadas por el viento en Miami Beach. WILFREDO LEE AP

El huracán Irma perdió algo de fuerza hoy y es ahora de categoría 3 y vientos de 120 millas por hora (195 kilómetros por hora) tras dejar atrás los Cayos de Florida, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.


Publicidad

Irma, que tocó tierra esta pasada madrugada como categoría 4 en los Cayos de Florida, a donde llegó con vientos máximos sostenidos de 130 millas (215 km/h), con ráfagas incluso mayores, se dirige hacia el norte a 12 millas por hora (19 km/h). Ya ha cobrado las tres primeras víctimas mortales en Florida.

Un hombre murió el sábado cuando la camioneta que conducía sufrió un accidente en el condado de Monroe, donde se encuentran los Cayos, después de perder el control del vehículo debido a un golpe de viento.

Autoridades locales informaron de que la camioneta trasladaba un generador cuando se salió ayer por la tarde de la carretera y chocó de manera lateral contra un árbol en una zona donde azota con fuerza Irma, que mantiene vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, con rachas superiores.

El alguacil del condado de Monroe, Rick Ramsay, dijo, en un comunicado, que tuvieron que esperar a que amainaran un poco los vientos para poder recuperar el cadáver.

“No queríamos dejar el cuerpo de este hombre ahí fuera y lo hicimos cuando vimos una calma en la tormenta que nos permitía salir y recuperarlo de manera segura”, dijo Ramsay.

Según el canal ABC, otras dos personas fallecieron en un accidente en el condado de Hardee, cien kilómetros en el interior de Florida, debido a las fuertes lluvias que provoca el huracán.

Después de haber pasado el sábado por Cuba y de tocar tierra hoy en los Cayos de Florida, Irma avanzaba hacia el norte con una velocidad de traslación de 9 millas por hora (15 km/h) y se encontraba a 80 millas (125 kilómetros) al sursureste de Naples y a 115 millas (180 kilómetros) al sursureste de Ft. Myers, en la costa suroeste de estado, según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.

A las 11.00 hora local (15.00 GM) esa institución informó de que el ojo de Irma debía “moverse en breve sobre los Cayos inferiores para desplazarse luego, esta tarde y noche, cerca o sobre la costa oeste de la península floridana”.

Se prevé que el lunes por la tarde el ojo de Irma se desplace por el norte del estado y suroeste de Georgia, según el CNH.

La situación en el sur de Florida empeoró sustancialmente en las últimas horas, según se apreció en las imágenes de televisión tomadas por los reporteros que han desoído las órdenes de las autoridades del estado de no mantenerse a la intemperie.

Miami, Tampa y Naples, como el resto de ciudades de la zona más meridional del “estado soleado”, parecían hoy ciudades abandonadas por sus habitantes a merced de la fuerza de la naturaleza. Escuelas, comercios, oficinas públicas y privadas, bancos, casas particulares y puertos y aeropuertos estaban totalmente cerrados como en los últimos días.

En Coral Gables, ciudad residencial aledaña a Miami, brillaban por su ausencia personas y vehículos, según pudo constatar Efe. Muchas calles de esta zona de exhuberante vegetación estaban bloqueadas por ramas y árboles caídos.

La avenida Brickell, el corazón del distrito financiero de Miami, se transformo en un río con un nivel de hasta 60 centímetros (2 pies) de alto en algunas zonas, y en Coconut Grove subió el nivel del mar y varios de los yates y otros barcos de recreo fondeados en sus marinas acabaron sobre las aceras. Además, una grúa cayó hoy sobre un edificio en construcción del centro de Miami por los fuertes vientos del huracán Irma, sin que nadie resultase herido, lo que presenció uno de los empleados del Servicio Meteorológico Nacional, que grabó el momento de la caída.

Una segunda gran grúa de construcción cayó pasado el mediodía. La grúa cayó sobre un edificio en construcción en el Downtown de Miami, en la dirección 600 Northeast 30th Terrace, cerca de donde colapsó otra horas antes, en el número 300 de Biscayne Boulevard, según recogen medios locales.

No se ha reportado que ninguno de los dos incidentes haya dejado heridos.

Las grúas habían sido ya un motivo de preocupación en los días previos al huracán, pero las autoridades decidieron no retirar las alrededor de 25 que hay en la ciudad porque no había tiempo suficiente.

Los lugares de construcción fueron asegurados antes de la llegada de Irma, para evitar que los materiales y herramientas se convirtieran en proyectiles.

Brickell Avenue, una de las calles más famosas de Miami, tras la llegada del huracán Irma, el 10 de septiembre de 2017. EFE/EPA/ERIK S. LESSER

 

Las autoridades de Florida informan que dos personas murieron en un choque frontal en el condado Hardee, donde hay lluvia y viento por el huracán Irma.

Las pocas personas que no han atendido las ordenes de evacuación dictadas por la gobernación del estado, que abarcan a 6,3 millones de personas, están encerradas en sus casas esperando el embate de IrmaEn Fort Lauderdale, la Policía arrestó a nueve personas por saquear varias tiendas, entre ellas dos de ropa y calzado deportivo, gracias a una grabación del canal Local 10.

“Ir a prisión por un par de zapatillas es una decisión vital bastante mala”, indicó el jefe de Policía de la ciudad, Rick Maglione.

Otras localidades han advertido que perseguirán y castigarán a los saqueadores, aunque el envío de agentes a patrullar las calles depende de si es seguro estar fuera por las condiciones adversas.

El condado de Miami-Dade, el más poblado del Florida, ordenó el toque de queda desde hoy a las 19.00 hora local (23.00 GMT) hasta mañana a las 07.00 (11.00 GMT).

En la ciudad de Miami el toque de queda comenzará una hora antes hoy y terminará a la misma que el resto del condado mañana.

Las decenas de miles de personas refugiadas en albergues siguen las noticias sobre el cambio de rumbo de la tormenta, que podría dejar a Tampa y Miami fuera de su catastrófica trayectoria.

Pero esa variación supone que St. Petersburg podría recibir su impacto directo, en lugar de su ciudad gemela, y más poblada, al otro lado de la Bahía de Tampa. Ninguna de las dos sufrió los efectos de un gran huracán en casi un siglo.

El frente de la enorme tormenta dobló palmeras y arrojó lluvias en el sur de Florida, dejando más de 430.000 viviendas y negocios sin electricidad mientras su vórtice avanzaba hacia Cayo Hueso.

Mientras el vórtice del meteoro se acercaba a los Cayos en la madrugada del domingo, Carol Walterson Stroud, de 60 años, y su familia aguardaban en un departamento de la tercera planta de un centro para mayores en Cayo Hueso.

“Por ahora estamos bien”, escribió en un mensaje de texto poco antes de las 05:30 de la madrugada. “Está soplando fuerte”.

Stroud estaba acompañada por su esposo, Tim Stroud, su nieta, Sierra Costello, y su perro Rocky.

La familia tenía previsto salir en cuanto pasara el ojo del huracán. Stroud dijo que ya estuvo en una situación similar antes y que hay una “paz y tranquilidad total”.

En un mensaje a los residentes de las zonas marcadas como de evacuación, el gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió el sábado que “esta es su última oportunidad para tomar una buena decisión”. Las autoridades llamaron a alrededor de 6,4 millones de personas a salir de sus casas.

El tamaño del meteoro, de entre 563 y 643 kilómetros (entre 350 y 400 millas) de ancho, hace que toda la península de Florida está expuesta a sus efectos. Según meteorólogos, el área de Miami, con más de seis millones de habitantes, podría registrar vientos huracanados que podrían ser letales y olas de entre 1,2 y 1,8 metros (entre 4 y 6 pies).

Irma fue en su momento el huracán más potente jamás registrado en el Atlántico, con rachas de viento de hasta 300 kilómetros por hora (185 millas por hora) la semana pasada. Causó más de 20 muertes a su paso por el Caribe hacia las cálidas aguas de golfo de México, donde podría recuperar parte de su fuerza.

Las previsiones apuntan que Irma podría entrar a la Bahía de Tampa el lunes en la mañana. Sería el primer gran huracán que llega a la zona desde 1921, cuando había una población de 10.000 personas, dijo el portavoz del Centro Nacional de Huracanes, Dennis Feltgen. En la actualidad hay alrededor de tres millones de residentes.

Aunque se vaticina su “debilitamiento”Irma va a seguir siendo un “poderoso huracán mientras se mueve cerca o sobre la costa oeste de Florida”, con riesgos de marejada ciclónica, tornados e inundaciones, advirtió el CNH

___.

Por TAMARA LUSH y JAY REEVES, Associated Press. Reeves informó desde Naples, Florida. Los periodistas de The Associated Press Seth Borenstein en Washington; Terry Spencer en Palm Beach County; Gary Fineout en Tallahassee; Terrance Harris y Claire Galofaro en Orlando; y Jason Dearen, Jennifer Kay y David Fischer en Miami contribuyeron a este despacho. El informe contiene también información de la agencia EFE

Las aguas turbulentas donde el río Miami se encuentra con la Bahía de Biscayne muestra los efectos completos del huracán Irma en Miami, Florida, Estados Unidos, el 10 de septiembre de 2017. Muchas áreas están bajo órdenes de evacuación obligatorias cuando Irma se acerca a Florida. El Centro Nacional de Huracanes ha calificado a Irma como una tormenta de categoría 4 cuando el ojo cruza los Cayos de la Florida. (Estados Unidos) EFE / EPA / ERIK S. LESSER

 

Irma azota Miami el 10 de septiembre de 2017. EFE/EPA/ERIK S. LESSER