Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Procesan a hombre en Uruguay tras ser grabado por su hija abusando de menor

REFERENCIA | Foto: LATINOAMERICA EN IMAGENES-FOTOGALERIA En esta imagen tomada el 22 de febrero de 2017, un soldado brasileño de una misión de paz evita una muñeca abandonada en una calle de la barriada de Cite Soleil, en Puerto Príncipe, Haití. Las fuerzas de paz han recibido elogios por mejorar la seguridad, allanar el camino a las elecciones y proporcionando un apoyo crucial tras desastres. Sin embargo, algunos soldados han sido acusados de uso excesivo de la fuerza, violación y abandono de bebés que han tenido con mujeres locales. (AP Foto/Dieu Nalio Chery)

Un hombre de 62 años fue procesado con prisión en el departamento (provincia) uruguayo de Artigas después de que su hija, de 10 años, lo filmara abusando sexualmente de una de sus amigas, de la misma edad, informaron hoy medios locales.


Publicidad

El presunto agresor enviaba a su hija a hacer mandados para quedarse a solas con su amiga, a quien “le manoseaba los genitales”, según publicó el portal Ecos.

Tales sucesos se produjeron a lo largo de todo un año hasta que la propia hija presenció uno de ellos y decidió, junto a su amiga, obtener pruebas del hecho porque de lo contrario nadie les iba a creer, señaló la fiscal Mariela Núñez, según recogió ese medio local.

Tras obtener las pruebas, mediante una grabación realizada con la cámara de una computadora portátil, la familia de la víctima denunció los hechos el pasado jueves.

El agresor fue procesado con prisión por reiterados delitos violentos al pudor agravados.

La fiscal Núñez destacó lo doloroso y vergonzoso del caso dado que fue “la propia víctima, una pequeña de apenas 10 años” quien “se sometió voluntariamente al abuso para obtener una prueba” y así lograr credibilidad.

A su vez, expresó que la “valiente” acción de esta niña debe servir no solo para que “se haga justicia sino para que la sociedad tome conciencia de que estas cosas pasan con más frecuencia de lo que creemos y que los niños no mienten, no inventan”.

Apeló además al compromiso de denunciar ante una situación de maltrato “porque estos hechos abusivos marcan la vida de los niños para siempre y es nuestro deber hacer lo imposible para evitarlos, perseguirlos y condenarlos”.

(I)